Dove recreando baño

Recrea el poder consentidor de un baño en tu ducha

Cuando nos queremos mimarnos con algo especial, hay una gran posibilidad que tu primer pensamiento sea un baño relajante. El efecto es casi mágico, nos deja sintiendo calmados y renovados desde el momento en que entramos. Por otro lado, una ducha, es considerado la opción más rápida y funcional. Sin embargo, si se hace bien, puede ser considerado tan efectivo para relajarnos como un baño. Todo lo que conlleva son los productos de baño correctos y un poco de preparación…

  • 1

    Consigue tus burbujas.

    ¿Quién necesita burbujas cuando tiene los productos de jabón líquido de Dove? Estos forman un rica y cremosa espuma que hará que no extrañes entrar a un baño de burbujas por un segundo. Prueba nuestra línea de jabones líquidos Purely Pampering y descúbrelo por tu misma.

  • 2

    Consiente tu piel.

    No necesitas estar horas en tu bañera para sentir que tu piel está consentida. Los productos correctos dejarán a tu piel nutrida y sintiéndose tan fresca como si acabase de salir de un rico baño. Prueba nuestro jabón líquido Dove Deep Moisture, este dejará tu piel más suave y lisa en tan solo una ducha.

  • 3

    Elimina  el estrés.

    Utiliza los aromas para tu ventaja. Las fragancias pueden influenciar tus emociones: cuando buscar eliminar el estrés y relajarte, utiliza un producto que cumpla. Nuestro Purely Pampering Coconut Milk with Jasmine Body Wash te dejará sintiendo tranquila y en paz (además que deja a tu piel hermosa y suave, claro está).

  • 4

    Separá tiempo para ti.

    Aprecia tu tiempo en la ducha: las duchas no tienen que ser apresuradas, no importa cuán rápidas sean. Deja que el agua caiga sobre ti y verdaderamente aprecia la paz y tranquilidad, más importante la soledad, tal y como lo haces en un baño. Apostamos que terminaras sintiéndote como una nueva mujer.

  • 5

    Añade los toques finales.

    Establece la escena. Una atmosfera relajante es crucial para poder relajarte y estar en el momento. Esto significa un baño recogido con unos toques tranquilizadores. Puedes tocar tu música favorita o añade algunas flores.

  • 6

    Prolonga los mimos

    Si te quieres consentir aún más, invierte en unas toallas grandes y mullidas. El arroparte en algo que es suave y lujoso es lo mejor en cuanto a mimos. Consejo adicional: Colócalas en un lugar caliente antes de salir de la ducha para que estén calientes cuando salgas. No te arrepentirás.