Skip to content
Reglas de oro

Las 3 reglas de oro para una piel humectada y radiante

Tener una piel visiblemente sana, radiante y humectada es el sueño de muchas personas. Sin embargo, factores como el estrés, una mala alimentación, exponernos a climas extremos y no usar los productos adecuados, hacen más difícil esta misión.

Siempre es un buen momento para corregir el camino y modificar lo necesario en nuestra rutina para obtener esa piel que anhelamos, sólo es cuestión de seguir las 3 reglas de oro para obtener la piel que siempre hemos querido.

 

  • 1

    Limpieza

    La primera regla para conseguir esa piel que deseamos es mantenerla limpia. Aunque parece muy elemental, hay ocasiones en que no le damos a la higiene la importancia que merece.

    Cuando tienes mucha prisa, te bañas tan rápido que no te das el tiempo necesario para hacerlo correctamente. Esto no quiere decir que tengas que tomar una ducha de una hora, pero sí tienes que considerar que es un momento que nos dedicamos a nosotros mismos, para cuidarnos y consentirnos.

    Usa un jabón líquido o una barra de belleza que limpien y cuiden tu piel, los cuales tienen que estar formulados con dermolimpiadores eficientes que respeten la capa hidrolipídica que la cubre y protege.

    No te talles muy fuerte porque podrías lastimarte. Hazlo suavemente y, de preferencia, usa esponjas naturales y suaves, pues las que están hechas con materiales sintéticos podrían ser muy duras con tu piel.

  • 2

    Libre de bacterias

    A veces, eliminar la suciedad de nuestra piel no es suficiente, porque las bacterias podrían permanecer en nuestra epidermis. 

    Tanto para la ducha como para el lavado de manos, prefiere jabones líquidos y barras de belleza que te ayuden a eliminar las bacterias, pero que al mismo tiempo tengan una fórmula nutritiva para que no resequen tu piel. Así obtendrás la protección que necesitas con el cuidado que amas.

    Puedes probar los productos de la línea Cuida & Protege de Dove, que contienen ácido láctico y extracto de matcha, conocidos por sus propiedades antibacteriales. Su fórmula ayuda a eliminar el 99.9% de las bacterias. *

  • 3

    Humectación

    Nuestra piel está cubierta por una capa de agua y aceite, que la hace lucir humectada y radiante. Por ello, cuando se afecta esta protección por el lavado frecuente, nuestra epidermis se ve opaca y se siente reseca.

    Para recobrar la humectación óptima, sobre todo en las manos porque las lavamos muchas veces durante el día, necesitamos aplicar cremas con una fórmula nutritiva, que restauren esta capa hidrolipídica.

    La fórmula de la crema para manos de la línea Cuida & Protege de Dove, además de ser hidratante contiene ingredientes antibacteriales como el cloruro de bencetonio. Su fórmula ayuda a eliminar el 99.9% bacterias**.

Si sigues estas reglas de oro, ¡en poco tiempo conseguirás una piel humectada, radiante y visiblemente sana!








* Basado en un estudio realizado en un laboratorio independiente. Bacterias analizadas: S. Aureus. Producto cosmético sin acción terapéutica. (jabón líquido de manos y jabón en barra)

* Basado en un estudio realizado en un laboratorio independiente. Bacteria analizada: P. Aeruginosa. Producto cosmético sin acción terapéutica. (jabón coporal líquido)

** Basado en un estudio In Vitro realizado en Escherichia coli, Pseudomonas aeruginosa, Staphylococcus aureus. Este producto no sustituye el lavado de manos.