Dove al olvidar tu antitranspirante

6 poses que necesitarás si olvidas tu antitranspirante

De vez en cuando a todos nos pasa, salimos de casa y nos damos cuenta demasiado tarde de que hemos olvidado el antitranspirante. Con poses discretas durante el día checamos si seguimos estando frescas (y ponemos un recordatorio en nuestro teléfono para meter a nuestra bolsa un Antitranspirante Original en roll-on cuando lleguemos a la casa, casi no ocupa espacio y así nunca más se nos olvidará). Mejor ríete, en serio, ¿por qué no reírnos juntas? Aquí están algunas de nuestras poses favoritas, ¿tú cuáles usas?

  • 1

    La barra en el autobús.

    “No, gracias, prefiero no sentarme. Me sostengo de la barra.” Saliste de casa y te das cuenta de tu error. Evalúas la situación. Al subir al autobús no te apresures por el último asiento y toma inmediatamente la barra para sostenerte de pie

  • 2

    ¡Se me cayó algo!

    ¡Ay, se me cayó! Un clásico. Es cuestión de agacharse a recoger un lápiz o una carpeta y discretamente girar la cabeza al levantarte, nadie se dará cuenta

  • 3

    Estírate

    4pm, el bajón de la media tarde contagia a toda la oficina y todo el mundo lo hace. Estirar el cuello hacia el hombro es realmente un estiramiento, así que estás completamente cubierta

  • 4

    Descansar la cabeza.

    “Qué cansancio, voy a recargar la cabeza sobre mi propio hombro” Lo mejor es hacerlo hacia el final del día, así si alguien te ve comprenderán que es el cansancio del día y no se preguntarán qué estás haciendo

  • 5

    Arreglarte el pelo.

    “Qué calor... necesito recogerme el pelo”. Esta técnica funciona en cualquier situación, simplemente reacomodar el cabello o recogértelo mientras bajas el mentón...

  • 6

    El abrigo.

    El chequeo final, ponerse el abrigo. OK, tienes que ser un poco más ingeniosa pero seamos sinceros, tus compañeros ya estarán acostumbrados al final del día…