Dove Tips y trucos de belleza

Tips y trucos de belleza

Todos tenemos una rutina aprobada cuando se trata de belleza. Pero eso no quiere decir que siempre estamos buscando un secreto nuevo e ingenioso para romper con la rutina y sentirnos más bellas. Aquí están seis de nuestros tips más prácticos y preferidos. ¿Cuántos adoptaras en tu rutina?

  • 1

    Prueba el aceite corporal.

    Uno de los secretos mejor guardados para una piel suave es el aceite corporal, el último tratamiento para el cuidado de la piel está hasta arriba de nuestra lista de favoritos

  • 2

    Mantén lo indispensable a la mano.

    Este es muy sencillo. Mantén tus productos esenciales para la piel cerca de tu cama, así siempre recordarás usarlos antes de dormir y les darás suficiente tiempo para hacer efecto. ¿Nuestros favoritos? Una crema corporal como Dove  Nutrición Intensiva Crema Corporal (para despertar con una piel super suave) y una crema humectante para las manos

  • 3

    Hielo para los ojos hinchados.

    ¿Ojos hinchados por la mañana? Intenta dar toques con un cubo de hielo envuelto en un paño alrededor de los ojos y reducirá la hinchazón, así podrás salir de la casa luciendo descansada y sintiéndote bien

  • 4

    Resalta tus rasgos.

    Identifica los tonos que resaltan el color de tus ojos como el café para ojos azules, el violeta para ojos cafés, etc. Los contrastes harán que resalten, úsalos sutilmente y voilà, confianza casi invisible

  • 5

    Usa hisopos de algodón.

    Los hisopos de algodón son excelentes multi-taskers, sirven para arreglar el lapiz labial, corregir el delineador de ojos y también como aplicador. Mantén un par en tu bolsa y sabrás que tienes la solución para cualquier emergencia de belleza

  • 6

    Mantén tus brochas limpias.

    Nos aseguramos de que los productos que usamos en el rostro nos protejan pero ¿qué hay de los utensilios con los que lo aplicamos? Si utilizas brochas para el maquillaje, asegúrate de limpiarlas semanalmente. Pueden almacenar bacterias y gérmenes alrededor de tu rostro. Lávalas regularmente y evita rupturas para mantener tu piel sana y limpia