Skip to content
Natación para bebés

Cuida la piel de tu bebé antes y después de la natación

Si estás pensando en llevar a tu bebé a nadar, hazlo, darte un baño con tu pequeño es una gran oportunidad de vinculación y también puede aumentar su confianza en el agua. Es posible que  as preocupaciones sobre el cloro en la piscina te frenen, sin embargo, hay muchas formas fáciles de cuidar la delicada piel del bebé cuando nada.

A muchos bebés les encanta chapotear en el agua y tu también puedes disfrutar de esos momentos especiales. "La edad perfecta para comenzar fue de cuatro o cinco meses", dice Emma, madre de dos niñas. "Nuestra clase de natación ofreció algo de diversión como técnicas básicas, que el bebé aprendió muy rápido". Sin embargo, como todas las experiencias nuevas, hay cosas  que pensar, especialmente sobre cómo se combinan el cloro y la piel del bebé.

Desafortunadamente, a veces puede causar sequedad y empeorar un poco las condiciones de la piel como el eccema, pero eso no debería quitarle a usted y a su bebé la experiencia de estar juntos en el agua. Les preguntamos a los padres y a los científicos de Baby Dove cómo ayudarlos a proteger su delicada piel antes y después de nadar."

  • 1

    Pre-natación.

    La piel húmeda es menos absorbente que la piel seca, por lo tanto, enjuagar a su bebé con agua (sin cloro) antes de ingresar a la piscina reduce la cantidad de agua de piscina que absorbe su piel. Trata de asegurarte que el agua esté tibia, para no asustarlos antes de entrar. Dale palmaditas con una toalla  húmeda y masajea su cuerpo con  crema hidratante para bebés creando una capa protectora que ayude a mantener su delicada piel hidratada al nadar (antes de hacerlo, verifique con la piscina si puede aplicar crema antes de nadar). La crema corporal Baby Dove suaviza y cuida la piel de su bebé de una forma más sensible, por lo que es una buena opción para guardar en su bolsa de natación

  • 2

    Post-natación.

    El cloro no es bueno para la piel de tu bebé, así que es mejor asegurarte de remover todo lo que puedas, dice el padre de Sion. Si aún no lo has hecho, prepara un poco de jabón líquido y champú. Es una buena idea asegurarse de que todo lo que traiga sea lo más suave y humectante posible para ayudar a proteger su piel de la resequedad.

    El jabón líquido Baby Dove Humectación Enriquecida ayuda a reparar la piel de su bebé mientras calma el efecto de secado del cloro. Asimismo, el champú humectante Baby Dove ayudará a eliminar el cloro del cabello dejalo suave mientras humecta el cuero cabelludo. "El enjuague con agua es bueno para eliminar el cloro, pero también puede eliminar los lípidos naturales que ayudan a retener la humedad de la piel", explica Katherine, especialista en investigación y desarrollo de Baby Dove y madre de una hija. "Al usar una crema corporal para bebés Baby Dove después del secado, ayuda a reponer esa humedad, ya que fueron diseñados especialmente para ayudar a reponer nutrientes esenciales de la piel"