El cuidado de tus axilas es más sencillo con estos consejos

  • 1
    Higiene

    El bienestar y cuidado de las axilas dependen directamente de nuestros hábitos de higiene. El baño diario debe complementarse con el uso de jabones suaves, para prevenir la irritación; el proceso de enjuague debe ser exhaustivo, ya que los residuos de jabón pueden ser los causantes del mal olor. Te recomendamos usar tu desodorante favorito Dove posterior a esta rutina de limpieza, que contiene propiedades hidratantes que dejarán tus axilas más suaves y sin irritación.

  • 2
    Sudoración excesiva

    Es una situación incómoda para las mujeres. La sensación de humedad y el miedo a que puedas poner al descubierto el sudor en tus axilas, es un reto para muchas mujeres. Para contrarrestarlo, lo que puedes hacer es: evitar usar ropa de poliéster u otra tela que eleve tu temperatura y desde luego usar un desodorante que te brinde una protección de al menos 48 horas contra el sudor.

  • 3
    Olor desagradable

    Nada más terrible que sentir mal olor en nuestras axilas. Ten en cuenta  que  esta  zona  del cuerpo está bastante escondida; se acalora y le cuesta recibir aire fresco. Para prevenir el olor en las axilas, evita la ropa sintética, mantén una  estricta  limpieza  y  usa  un  desodorante  que  te  ayude  a  contrarrestar  este  molesto inconveniente. Descubre el ideal para ti con toda la línea de desodorantes Dove.

  • 4
    La depilación

    El afeitado es uno de los métodos más usados para la depilación, no obstante, el uso recurrente de la cuchilla puede generar irritación, resequedad y la aparición de manchas oscuras y engrosamiento de la piel en esta zona. Para evitar la irritación por depilación, lo mejor es usar un desodorante que sea amable con la piel como los desodorantes Dove dermoaclatant.

  • 5
    Manchas

    A todas en algún punto nos ha agobiado esta reacción de la depilación en nuestras axilas, las desagradables manchas que nos hacen sentir inseguras y no nos deja lucir nuestra ropa favorita  son  cosa  del  pasado,  ahora  podemos reducir las manchas en las axilas  y  prevenir  ese  oscurecimiento usando la línea Dermoaclarant de Dove.

  • 6
    Vellos encarnados

    Aparecen como pequeñas protuberancias dolorosas y sumamente molestas, a veces debido al uso constante de la cuchilla durante el rasurado. Para  ayudar  a  contrarrestarlos, debes exfoliar las axilas frecuentemente, esto ayudará a que aquellos vellos que nacieron bajo la piel logren salir y así los puedas remover fácilmente.

    Ahora sí, ¡es momento de mostrar tus axilas sin manchas! Sigue al pie de la letra estas recomendaciones y lograrás tener unas axilas hermosas.

  • 7
    Irritación

    Al  tener  que  depilarlas  frecuentemente,  es  normal  presentar  algún  tipo  de  irritación  o alergia que produzca enrojecimiento en la zona, picazón y en ocasiones dolor, para esto después  de  depilarlas  usa compresas  de  agua  fría  para  reducir  la irritación  y  usa desodorantes sin alcohol para que no te maltrates más la piel.