Skip to content

¿Axilas oscuras? 

 

Las manchas en las axilas son una preocupación que agobia a muchas mujeres. La sobre pigmentación en ellas generalmente está relacionada a hábitos de belleza o cuidado personal, como el uso de rastrillos, cremas para depilar, la acumulación de células muertas, o hasta el uso de desodorantes con base de alcohol; estos factores causan el debilitamiento de la barrera cutánea y desencadenan la sobreproducción de melanina, lo que puede oscurecer las axilas haciéndonos sentir incómodas.

El exceso de melanina (pigmento de la piel), producido por la depilación o rasurado, trae como resultado una piel mucho más oscura o con tono disparejo; es por eso que las mujeres sufrimos más de este problema en comparación con los hombres, ya que para ellos esto no es un hábito.

Para prevenir las manchas y conseguir unas axilas con un tono natural, puedes usar productos con ingredientes humectantes que protejan tu piel. Recuerda, si eres constante y lo aplicas siguiendo el modo de uso indicado, vas a notar que al transcurrir los días tus axilas van a estar más claras.

La piel de las axilas es única.

 

Nuestras axilas son más resistentes a las agresiones que la piel de otras partes del cuerpo, ya que además de regular nuestra temperatura corporal mediante la sudoración, tienen características especiales y necesitan de cuidados especiales para mantenerlas saludables.

Por eso las axilas requieren de productos que puedan ayudarlas a reponer el daño causado por la depilación o el rasurado, ya que estos procesos son los más comunes para la eliminación del vello y son las causantes de la resequedad, enrojecimiento, irritación y manchas.

Manos naturales

 

Principales causas de las axilas oscuras


-Tallado o fricción.

-Uso de rastrillos o cuchillas.

-Cremas para depilatorias.

-Enfermedades que desencadenan la sobreproducción de melanina en esta zona.

 

 

Cómo evitar el oscurecimiento de tus axilas

  • 1

    Elegir productos que contengan ingredientes humectantes, como: glicerina, aceite de girasol, caléndula o vitamina B3.

  • 2

    Usar jabón neutro que no afecte el pH natural

  • 3

    Evitar la depilación o rasurado frecuente, procura dejarlas descansar.

  • 4

    No sobre tallar la piel, ya que puedes irritarla y/o enrojecerla.

  • 5

    Usar desodorantes sin alcohol

¿Afeitarse o depilarse las axilas?

 

La depilación o el rasurado puede darnos un efecto de axilas más claras por la eliminación de vello y de paso algunas capas de piel; es por esta razón que es normal sentir sensibilidad de la piel en esta zona, pues la piel queda debilitada; lo que genera la resequedad, irritación y enrojecimiento.

 

Actualmente hay otros métodos para evitar la presencia de vellos en la zona de las axilas, sin embargo, los más usados siguen siendo la depilación mediante espumas, cremas, ceras y el rasurado con cuchilla o maquinilla eléctrica. La preferencia por alguno depende de cada mujer, de su comodidad, hábitos y capacidad económica. La diferencia entre la depilación y el rasurado es que la primera elimina el vello de raíz mientras que el rasurado corta el vello desde la superficie de la piel y es temporal. Ambas técnicas, pueden ser dolorosas y dañar la piel de tus axilas.

 

Optar por productos que contengan ingredientes que ofrezcan beneficios importantes para tu piel, para mantener tus axilas humectadas, protegidas frente a las agresiones y a recuperar su tono natural.