Skip to content
Acné en bebés
Acné en bebés

Explicación del acné en bebés

Antes de que tu bebé llegara, probablemente no pensaste mucho sobre los problemas de la piel en los bebés, pero las cosas pueden ser diferentes ahora. No es poco común que los bebés tengan manchas y marcas, y la mayoría no son nada de qué preocuparse. Una condición común e inofensiva en la piel de los bebés es el acné. Si bien son pocas las cosas que puedes hacer para tratarlo, usar productos suaves para el cuidado de la piel, como Baby Dove, proporcionará humedad y nutrición. 

Podrías haberte imaginado que la piel de tu bebé sería suave y lisa, pero no siempre es así. Como padre, puedes notar manchas en la piel de tu bebé, pero muchas son muy comunes y no debes preocuparte – y una de ellas es el acné. Esta condición normalmente aparece durante los primeros meses y se presenta como manchas rojas en la nariz, mejillas y frente. "No puedes hacer nada para evitarlo", dice Tracey, enfermera infantil y mamá de dos. "La principal preocupación es que las manchas se ven feas, pero no hay muchas cosas que puedas hacer sobre eso – les pasa a muchos bebés."

Es importante recordar que el acné en los bebés no es el resultado de nada de lo que hayas hecho. Nadie está completamente seguro sobre cuál es la causa, pero se cree que está vinculado al hecho de que las hormonas de la madre durante el embarazo aún están presentes en el cuerpo de tu pequeño después del nacimiento. Si tu bebé desarrolla acné, está bien seguir con tu rutina normal del cuidado de la piel. "Se quita solo y no crea cicatrices, por lo que lo único que haría es usar una loción suave", dice Bindu, experta en Investigación y Desarrollo de Baby Dove y mamá de tres. "Los productos suaves para el cuidado de la piel de Baby Dove son seguros y se pueden usar sobre las manchas".

De hecho, tanto el Baby Dove Sensitive Moisture Baño de la Cabeza a los Pies y la loción Baby Dove Sensitive Moisture están hechos con nutrientes 100% naturales para la piel, idénticos a aquellos que se encuentran en la piel. No solo son suaves, sino que humectan y reponen los nutrientes después del baño. 

Si bien el acné en los bebés puede empeorar antes de mejorar, esto no debería ser ninguna causa de molestias, a diferencia del eczema o sarpullidos en los recién nacidos. “Para cuando el bebé tenga dos meses, es probable que se haya ido", dice Tracey. Pero siempre es bueno consultar a tu pediatra, especialmente si tu bebé parece estar incómodo o si no estás segura de qué es esa erupción en la piel de tu bebé.