Tu bolsa de compras ()

Cálculo del envío e impuestos al finalizar la compra

Ver bolsa
Baby Dove Eccema de bebé
Baby Dove Eccema de bebé


Trata el eccema de tu bebé a tu manera

La piel del bebé usualmente es conocida por ser suave y tersa, y no resulta extraño que esperes que así sea la del tuyo, pero el eccema es común en los bebes. Si tu bebé lo tiene, nuestros productos son apropiados para usarse en ​la piel propensa al eccema.

Ser padre puede ser lo mejor del mundo, pero tiene sus retos: por ejemplo, el eccema infantil. Aparece generalmente durante el primer año como manchas rojizas, resecas y con picazón (con frecuencia detrás de las orejas y en los pliegues del cuello, las rodillas y los codos), y es bastante común en los bebés; hasta un 20% puede tenerlo.

Es difícil determinar las causas del eccema, pero hay varios factores a los que puedes estar atento,  como dice Tracey Barber, enfermera infantil y madre: “Puede ser cualquier cosa, como jabones, detergentes o jabones para adultos que no tengan el pH correcto. Un cambio repentino en la temperatura también podría empeorar el eccema de los niños, como el cambio de una casa cálida al frío exterior o al salir de un baño particularmente caliente”.

Cuando no sabes con certeza qué está irritando la piel de tu pequeño, puede parecer difícil saber qué hacer. Sin embargo, como en todas las facetas de ser padres, encontrarás la manera de tratar el eccema de tu bebé. Andy, padre de un niño, le pidió consejo a su farmacéutico: “Él me recomendó un excelente aceite y loción para baño, y los resultados han sido maravillosos”.

La Dra. Dina, pediatra y madre, dice: “Lo mejor es usar cremas, lociones y geles de baño   hipoalergénicos, con pH neutro y sin fragancia”. En tu búsqueda de productos, puedes probar Baby Dove Sensitive Moisture Fragrance-Free, con el Seal of Acceptance™ de la National Eczema Association. Nuestros productos Sensitive Moisture Fragrance Free Lotion y Sensitive Moisture Fragrance Free Tip to Toe Wash son apropiados, reponen la humedad y alivian la sequedad. Los síntomas deben desaparecer con el tiempo, pero es conveniente consultar con el médico.