Skip to content

Levantemos los brazos

Creemos que la belleza debe ser una fuente de confianza y no de ansiedad para las mujeres.

 

Levantar los brazos es una expresión que está conectada con las emociones de las mujeres. Significa liberarse, abrazar la vida y dejarse llevar sin límites. Pero lo que debería simbolizar confianza, a veces genera inseguridad al mostrar axilas que no entran en el ideal de belleza que la sociedad ha impuesto.

Realizamos un estudio para entender lo que pasa con la confianza en relación con nuestras axilas y descubrimos que el 88% de las mujeres alrededor del mundo sienten que la sociedad promueve un ideal de axilas.

 

Sentirnos inhibidas por las axilas, cambia la forma en la que nos movemos impidiendo que nos expresemos por completo, pero queremos decirle a todo el mundo que “las axilas perfectas” no existen, lo perfecto es lo real: axilas con o sin pelos, con o sin manchas, con o sin cicatrices. 

 

Te invitamos a conocer las historias de mujeres que eligieron llevar sus axilas al natural, suaves o con los colores del arcoíris, liberándose de toda inhibición.

Conocé a las mujeres

 

La campaña #LevantáLosBrazos muestra mujeres que eligieron llevar sus axilas al natural, suaves o con los colores del arcoíris, sin importar si tienen cicatrices, lunares o vitíligo, porque sus axilas dejaron de ser una preocupación y encontraron algo que les funciona. Creemos que todas deben sentirse felices, cómodas y confiadas con las elecciones de sus axilas, y aquí hay cuatro mujeres que nos muestran cómo se hace:
 

-Jenny, Deportista Olímpica: –“Yo hago deporte de potencia. Una vez subí una foto entrenando en la que estaba despeinada y súper transpirada. A esta publicación, una de mis seguidoras contestó: “Gracias por mostrar y normalizar las estrías”. Lo increíble de esto, es que ni siquiera me había dado cuenta de que en esa foto estaban mis estrías. Ahí descubrí que había superado tanto mis inseguridades que yo misma dejé de verlas”. –


-Yolanda, Oficial de Tránsito
: –“Creo que es hermoso ser distinta, y las manchas en mis axilas están y son parte de mí. Yo pienso mucho en mis hijas, y creo que si me siento segura voy a poder acompañarlas para que nadie las dañe por tener las axilas con manchas”. –


-Rocío, Editora Audiovisual
: – “Hace poco hice un viaje, y dejé de depilarme y noté que sobre todo los hombres, miran los pelos y después vuelven a mirar el resto del cuerpo, porque sienten que hay algo que no les encaja. Pero a mí me gusta, siento que se ve bien porque me siento cómoda y bella.”–


-Estefania, Profesora de Artes Escénicas:
En mi caso yo elegí la depilación definitiva porque me parece cómodo, me parece fresco, me gusta tocar mi piel y sentir que la axila es una extensión del brazo.”–


Las axilas ideales no existen, solo hay Axilas Reales. ¡Levantá los brazos, viví, disfrutá! ¡No bajes los brazos, mejor abrazá la vida!