Ayudá a tu hija a desarrollar una imagen corporal positiva

Ayudá a tu hija a desarrollar una imagen corporal positiva

¿Por qué "el look de moda" no suele parecerse en nada a las personas reales? ¿Qué apariencia anhelabas tener en tu juventud? Las tendencias van y vienen, pero las aspiraciones de la gente joven (y sus ansiedades) son eternas.

Si tu hija  sigue las tendencias y los looks de moda, utilizá nuestra lista de acciones para mostrarle que estar a la moda no implica cambiar su verdadero yo.

Cultivá la imagen personal de tu hija

Si tu hija muestra curiosidad en diferentes estilos y apariencias, apoya sus experimentos en lugar de temerles. Mientras más entienda su propio estilo, menos se dejará llevar por influencias externas.

Sonja, la madre de Caitlin (11 años), está de acuerdo: "Creo que es esencial darles a los niños la libertad que necesitan para encontrar su propio estilo. Es una de las primeras formas de expresión, creatividad y elección personal que tienen en la vida".

Compartile tus propios tropezones con la moda

"Cuando recuerdo algunos de mis cortes de cabello y atuendos a lo largo de los años, quiero esconder la cabeza en un agujero. Pero todo es parte de crecer y descubrir quién sos", dice Sonja entre risas.

Es normal (e inofensivo) que tu hija experimente con modas y tendencias. Tratá de inculcarle un sentido del estilo propio y fomentar su creatividad a través de la expresión personal. Pedile que recuerde que la tendencia más reciente fue creada con determinado estereotipo de belleza en mente y que va a cambiar con el tiempo, y que por lo tanto no es necesario esclavizarce al concepto de perfección del momento..

Tendencias de hoy, complicaciones quirúrgicas del futuro

Es escandaloso saber que 47% de las chicas entre 11 y 21 años cree que su apariencia las limita, y que dos tercios de las mayores de 17 años piensan que no son lo suficientemente hermosas, según la encuesta Attitudes Survey sobre actitudes infantiles que llevó a cabo la organización Girlguiding UK en Reino Unido en 2015. Por eso, quizá no es sorprendente que muchas mujéres jóvenes consideren alterar su apariencia de forma drástica y permanente. 

Si a tu hija  le atrae la idea de someterse a una cirugía estética, recordale que, si bien las modas cambian, la cirugía es permanente. Analicen juntas los posibles riesgos a su salud, y calmá su curiosidad mostrándole fotos de pacientes recién operados. Esto puede ayudarla a imaginarse el dolor y el sufrimiento que una cirugía implica.

*Con el fin de proteger su privacidad, hemos cambiado los nombres de las personas cuyas historias relatamos en estas páginas. Pero sus historias son verdaderas.

  • 1.

    Reconocé los cambios que está experimentando

    Hablá con franqueza de su desarrollo corporal. Recordale que todavía faltan muchos cambios (incluso después de la adolescencia), y que lo que hoy ve en el espejo puede verse distinto en el futuro

  • 2.

    Poné las cosas en contexto

    Mostrale algunos estilos que estuvieron de moda hace unos años y preguntale si hoy en día quisiera verse así. Hablen sobre lo rápido que cambian las tendencias

  • 3.

    Compartile tus propios tropezones con la moda cuando eras adolescente

    Contale cómo te veías y qué ropa usabas a su edad. Ríanse juntas mirando fotografías viejas

  • 4.

    Ayudale a aceptar su proceso de desarrollo
    

    La belleza viene en numerosas formas y tamaños, y tu hija debe esperar para descubrir cómo será la suya. Animalo a experimentar con ropas y peinados para que desarrolle su propio sentido del estilo y aprenda de sus errores

Siguientes pasos

  • Seguí hablando con tu hija sobre su estilo personal y su evolución
  • Piensen en modelos a seguir: ¿Hay alguien a quien ambas admiren por su estilo singular?