La seguridad en Internet: los efectos de las redes sociales en las jóvenes

Keeping up with young people on social media today can be daunting for parents, especially when young people change their social networks and profile pictures as often as their socks.

We spoke to experts, parents and young people themselves to pull together useful advice to help you navigate your child's online universe, and also bring them back down to Earth.

Actualmente, mantenerse al día con la gente joven en las redes sociales puede ser intimidante para los padres, sobre todo porque cambian de redes sociales y de fotos de perfil tan a menudo como cambian de ropa interior. Hablamos con expertos, padres y jóvenes para reunir consejos útiles que te ayuden a navegar el universo virtual de tu hija o hijo para traerle de vuelta al mundo real.

Cómo preparar a tus hijas para lidiar con el mundo virtual

Debes aceptar que es probable que siempre estés un paso atrás de tus hijas en cuestiones de tecnología; sin embargo, puedes enfocarte en los riesgos que plantean las redes sociales. Las herramientas más importantes para ayudarles a manejar los desafíos actuales son las mismas que los padres siempre han tenido que inculcarles a sus hijas:

  • Confianza en sí mismos
  • Sentido del propósito personal 
  • Aceptación de que el mundo no gira alrededor de ellas y de que tienen que estar preparadas para dar, así como para recibir

Encontrá tiempo para hablar

Hablá con tu hija o hijo sobre lo que está ocurriendo en su vida (tanto en Internet como en la vida real) y las cosas que le molestan. Escuchá con atención y responde honestamente.

Compartile tus experiencias con las redes sociales

Discutan el lugar que ocupan la tecnología digital y las redes sociales su vida. ¿Qué le atrae de ellas? ¿Qué le da miedo? Hablale acerca del uso que vos le das a la tecnología. Si alguna vez te sentiste menospreciada por las redes sociales, explicale cómo te hizo sentir y qué hiciste al respecto.

Equilibren el mundo real con el mundo virtual

Ayudá a tus hijas a disfrutar las experiencias enriquecedoras de la vida real, fuera de su demandante vida virtual. Si el objetivo de las redes sociales es impulsar la autoestima de las  jóvenes en lugar de menospreciarla, sus logros deberían reflejarse en la vida real. Por eso es tan importante que se despeguen de la pantalla.

Cómo mantener la privacidad en las redes sociales

Hay investigaciones que revelan que las adolescentes están descubriendo maneras de mantener seguros sus detalles y publicaciones en las redes sociales, pero vale la pena comprobar que tus hijas sean plenamente conscientes de las configuraciones de privacidad y que las usen. 

De ser necesario ofréceles tu ayuda, en especial si se trata de adolescentes más jóvenes

Contales que la configuración predeterminada es la "pública", ya que esto es más lucrativo para la empresa que maneja dicha red social. Es mucho más seguro que tus hijas usen configuraciones de privacidad que les permitan decidir quiénes pueden ver sus fotos y publicaciones. 

Aun si tus hijas están usando la configuración de privacidad deseada, animalos a pensar detenidamente antes de publicar algo. Recomendale reflexionar antes de escribir un mensaje o publicar una imagen en cualquier lugar de Internet o en una red social. ¿Le gustaría que su abuelo o un vecino lo viera? ¿Qué tal una maestra, un potencial empleador o una futura pareja? Recordale que, aunque parezca haberse esfumado, cualquier cosa que se publica en Internet va a estar ahí para siempre.

En lugar de apresurarse a publicar algo por "impulso", a menudo es preferible hacer una pausa y respirar profundo. Eso le va a dar el tiempo necesario para responder con inteligencia o decidir no responder en lo absoluto. Es mucho mejor para ellos no reaccionar impulsivamente en vez de publicar algo de lo que podrían arrepentirse después. 

¿Los miembros de tu familia pasan mucho tiempo en línea o usando dispositivos digitales? Puede ser útil conversar sobre el uso que le da tu familia a la tecnología y plantear algunas reglas al respecto.

  • 1

    Generá confianza mutua 
    

    Es importante desarrollar tanto la confianza que tienes en tu hija y en que tomará decisiones inteligentes, como la confianza que él o ella tiene en ustedes y en que no serán demasiado controladores o ansiosos. Establecé reglas familiares claras sobre cuándo es apropiado navegar en Internet o usar dispositivos, qué tipo de contenido se publica y quién puede verlo

  • 2

    Compartan tiempo en la vida real
    

    Habrá momentos en los que quieras que los miembros de tu familia se concentren en lo que dicen los demás sin interrupciones ni intervenciones digitales. Por ejemplo, durante las comidas, reuniones familiares o a partir de determinada hora de la tarde. Preguntale al resto de tu familia si está de acuerdo con esto. Discutan establecer una regla de "cero dispositivos digitales" para esos momentos. Después, pónganse de acuerdo entre todos y anótenla donde todos puedan verla

  • 3

    Predicá con el ejemplo
    

    Si no queres que tu hija o hijo se compare de forma desfavorable con la gente que ve en Internet, entonces no hagas comparaciones con sus pares. Pero tampoco te compares a vos misma con otros. Por ejemplo, si tu hija se está comparando con celebridades en Internet, entonces se está comparando con una imagen idealizada que puede afectar su imagen corporal positiva y su autoestima

  • 4

    Reforzá la fortaleza interior
    

    Parte de protegerse en las redes sociales depende de tener una sólida identidad propia. Hablá con tu hija sobre sus cualidades y sobre quién es realmente

  • 5

    Ayudá a tus hijas con sus luchas internas
    

    Pregúntales qué querrían hacer mejor o qué rasgo de su personalidad querrían cambiar y por qué les parecería importante. Luego discutan formas de lidiar con esta cuestión y obtener apoyo externo