Traductor de mamás: una herramienta para mejorar las estrategias de comunicación

Traductor de mamás: una herramienta para mejorar las estrategias de comunicación 

Comunicarte con tus hijas debería ser fácil. Pero hacer algo que entorpezca la comunicación es aún más sencillo. Con que hagas un simple comentario sobre su vestimenta, él/ella puede marcharse enfurecida y dar un portazo al salir. Si le preguntas qué comió, puede dar por sentado que estás cuestionando su dieta.

Si bien lo único que hacés es intentar demostrarle cuánto te importa, sus reacciones apuntan a que hablan dos idiomas distintos. 

Por supuesto que siempre habrá momentos en los que tus hijas malinterpreten lo que digas, pero si mejorás tu capacidad para escucharlos y comunicarte con ellas verbalmente, les vas a demostrar que no es tu intención herirles ni molestarles. 

Si tus hijas y vos parecen discutir con frecuencia, necesitás nuestro Traductor de mamás. Compartiles esta página para que tanto ellos como vos la prueben. De esta manera, podrán iniciar una conversación en la que los significados de las palabras se confundan lo menos posible.

Traductor de mamás

  • 1

    Hablá con tu hija

    Pedile que piense sobre cómo hablan entre ustedes. ¿Alguno de los dos ha malinterpretado lo que el otro quiso decir?

  • 2

    Sigan hablando

    Al terminar de ver los videos del Traductor de mamás, tu hija  tendrá la opción de enviarte un correo electrónico donde te cuente cuáles son las situaciones que más le molestan. Decile que te encantaría saber lo que piensa. Aprovechá esta oportunidad para debatir qué le molesta y cómo podrías abordar las cosas de manera diferente

  • 3

    Sé tolerante

    Intenta no ofenderte si califica tus comentarios como "sumamente molesto". En su lugar, preguntale a qué se debe esa molestia y cómo preferiría que abordaras esas situaciones en el futuro

  • 4

    Sé proactivo

    Si no te envía un correo electrónico, preguntale de forma casual si ya vio los videos y qué pensó al respecto

  • 5

    Buscá apoyo

    La próxima vez que tu hija se moleste, intentá explicarle qué quisiste decir con tus palabras. Usá el Traductor para padres como referencia

Siguientes pasos

  • Compartí el Traductor de mamás con tu hija. Esto le va a ayudar a entender que no querés molestar cuando mencionás a sus amistades, su dieta o su vida social. Además, puede mejorar la comunicación entre ustedes
  • Usá las animaciones y los listados de acciones para dar forma a las conversaciones con tu hija 
  • ¿Qué sintió después de ver los videos? ¿Se da cuenta de que lo que las personas dicen y lo que en realidad quieren decir puede interpretarse de distintas maneras?
  • Incentivá a tu hija a compartir el video con sus amistades y a tener esta misma conversación con ellas