Tu bolsa de compras ()

Cálculo del envío e impuestos al finalizar la compra

Ver bolsa
Respuestas a tus preguntas frecuentes sobre exfoliación Dove

Exfoliantes corporales: respuestas a tus preguntas frecuentes sobre exfoliación

Si te has preguntado cómo tener una piel suave, la exfoliación puede ser la respuesta que buscas. ¿Pero qué es exactamente y cómo podría ser la opción adecuada para tu tipo de piel? Aquí respondemos las preguntas más frecuentes para que conozcas los beneficios, además de cómo obtener los mejores resultados. Tener una piel sedosa y tersa está a unos pasos de distancia.

  • 1

    ¿Qué es la exfoliación?

    Es eliminar las células muertas de la superficie de tu piel para ayudar a que aparezca la piel nueva que se encuentra debajo.

  • 2

    ¿Cuáles son los beneficios?

    Con frecuencia, esas células muertas son responsables de la apariencia opaca de tu piel y que no se sienta tan suave y tersa como te gustaría. La exfoliación (o pulido corporal) ayuda limpiar los poros tapados y eliminar la piel seca y opaca.

  • 3

    ¿Cómo puede ayudarme la exfoliación?

    La fórmula nutritiva de Dove Exfoliating Body Polish es perfecta para que realices una exfoliación cuando sientas que tu piel necesita una revitalización. Gracias a su textura rica y cremosa, nutre tu piel a medida que exfolias, eliminando delicadamente la piel seca y opaca. Para evitar una posible irritación, asegúrate de presionar ligeramente cuando apliques el producto.

  • 4

    ¿Cuáles son los tipos de exfoliantes corporales que existen?

    A algunas personas les gusta utilizar esponjas vegetales, esponjas para ducha o cepillos corporales para realizar la exfoliación. Pero con el exfoliante corporal correcto (y una presión suave) para realizar la expoliación, usar tus manos es suficiente. Prueba nuestro Pomegranate Seeds & Shea Butter Exfoliating Body Polish; no solo suaviza y limpia tu piel, sino que también despierta los sentidos gracias a su aroma refrescante.

  • 5

    ¿Con qué frecuencia debo exfoliarme?

    Para todos los tipos de piel, se debe empezar la exfoliación una vez a la semana; después, aumenta gradualmente de 3 a 4 veces por semana. Si tienes una piel sensible o propensa al acné, consulta primero con tu dermatólogo, o haz una prueba en una pequeña parte de tu piel para ver la forma en que esta reaccionaría.

  • 6

    ¿Cómo agrego la exfoliación a mi rutina de cuidado de la piel?

    Con Dove Exfoliating Body Polish es sencillo. Agrégalo a tu rutina de baño, quizás antes de bañarte con el gel de baño Dove o la barra de belleza Dove.