Tu bolsa de compras ()

Cálculo del envío e impuestos al finalizar la compra

Ver bolsa

Ayuda a tu hija a desarrollar una imagen positiva de su cuerpo

Ayuda a tu hija a desarrollar una imagen positiva de su cuerpo

¿Por qué “la última moda” a menudo no se parece en nada a las personas de la vida real? ¿Qué aspecto querías tener una vez que crecieras? Las tendencias pueden pasar, pero las aspiraciones de los jóvenes (y la ansiedad) son eternas.

Si tu hija sigue las tendencias de las modas y las apariencias, utiliza nuestra lista de verificación de acciones para mostrarle que estar a la moda no tiene por qué significar cambiar quiénes son realmente.

 

Si tu hija sigue las tendencias de las modas y las apariencias, utiliza nuestra lista de verificación de acciones para mostrarle que estar a la moda no tiene por qué significar cambiar quiénes son realmente

Cultiva la imagen personal de tu hija

Si tu hija muestra cada vez más interés en el estilo y la apariencia, debes nutrir esa experimentación en lugar de temerle. Mientras más entienda su propio estilo, menos se dejará llevar por las influencias externas.

Sonja, madre de Caitlin (11 años), está de acuerdo: “Creo que es esencial dar a los niños la libertad que necesitan para poder encontrar su propio estilo. Es una de las primeras formas de expresión, creatividad y elección personal que tienen en la vida”.

Comparte tus propios errores de vestuario

Cuando pienso en algunos de mis cortes de pelo y atuendos a lo largo de los años, quiero esconderme en un agujero. Pero todo forma parte de crecer y descubrir quién eres”, se ríe Sonja.

Es normal (e inofensivo) que tu hija experimente con modas y tendencias. Debes nutrir su propio sentido del estilo y fomentar su creatividad a través de la expresión personal. Recuérdale que la última moda que haya sido creada con determinado estereotipo de belleza en mente cambiará y que no necesita ser esclava del concepto de perfección del momento.

Tendencias de hoy, problemas de cirugía estética en el futuro

Es impactante saber que el 47% de las niñas entre 11 y 21 años cree que su apariencia las limita, y dos tercios de aquellas mayores de 17 años piensan que no son lo suficientemente hermosas, de acuerdo con la encuesta sobre las actitudes de las niñas Attitudes Survey que la organización Girlguiding UK llevó a cabo en el Reino Unido en 2016. Por eso, quizás no es sorprendente que muchas chicas consideren alterar su apariencia de forma drástica y permanente. 

Si a tu hija le atrae la idea de someterse a una cirugía estética, recuérdale que, si bien las modas cambian, la cirugía es permanente. Analiza los posibles riesgos de salud y calma su curiosidad mostrándole fotos de pacientes luego de sus operaciones. Esto puede ayudarla a comprender el dolor y el sufrimiento que una cirugía implica.

* Con el fin de proteger su privacidad, hemos cambiado los nombres de las personas cuyas historias relatamos en estas páginas. Pero todas las historias son verdaderas.

  • 1.

    Reconoce los cambios que está experimentando

    Sé sincera sobre su cuerpo en desarrollo. Recuérdale que aún le falta atravesar numerosos cambios (incluso después de la adolescencia) y que lo que hoy ve frente al espejo puede alterarse en el futuro

  • 2.

     Pon las cosas en contexto 

    Muéstrale los estilos que estaban de moda hace algunos años y pregúntale si hoy en día quisiera verse así. Conversa con ella sobre la velocidad con que cambian las tendencias

  • 3.

    Comparte tus propios errores de vestuario de cuando eras adolescente

    Cuéntale cómo te veías y qué ropa usabas a su edad. Ríanse juntas mirando fotografías viejas

  • 4.

    Ayúdala a aceptar su proceso de cambios

    La belleza viene en numerosas formas y tamaños, y tu hija debe esperar para descubrir cómo será la suya. Anímala a experimentar con su ropa y cabello para desarrollar su propio sentido del estilo, y a aprender de los errores

Siguientes pasos

  • Piensen en modelos a seguir: ¿Hay alguien a quien ambas admiran por su estilo singular? 
  • Sigue hablando con tu hija sobre su estilo personal y su evolución