Tu bolsa de compras ()

Cálculo del envío e impuestos al finalizar la compra

Ver bolsa

Gail, de 46 años, vive con psoriasis

Gail ha decidido que no dejará que la psoriasis la detenga; desde vestir lo que le gusta hasta subir a un escenario y actuar, aunque no siempre ha sido fácil…

¿Mi consejo? Defiéndete cuando las personas digan cosas negativas. No temas ser quien eres. No importa si tienes psoriasis. Porque si hoy me preguntas ‘¿te sientes bella?’ La respuesta es: por supuesto. - Gail
@Dove
2017-11-20T00:00:00.000Z

Mi psoriasis apareció por primera vez a los 12 años, cuando mis padres se divorciaron, y, en general, hoy en día el estrés sigue siendo el desencadenante. Aunque no he permitido que se interponga en mi camino. Nunca me preocupa usar mangas cortas frente a las personas, o usar bikini en la playa. No me importa lo que piensen los demás porque hace tiempo hice el pacto personal de que intentaría que esto no me afectara.  

Eso no significa que haya sido fácil. Cumplir con un régimen del cuidado de la piel todos los días ha sido un verdadero compromiso de tiempo. Y cuando tengo una reacción debo tratar mis brazos y piernas con una medicina tópica dos veces al día, lo que significa levantarme mucho antes de las 6 a.m. para ir a trabajar, porque debo esperar que mi piel absorba la medicina. Por la noche, por la misma razón debo prepararme mucho antes para ir a la cama.

Pero si bien a veces ha sido difícil tener psoriasis, mi pasión por la comedia musical ha sido una ayuda excepcional. Me encanta salir al escenario y siempre me siento segura del talento que tengo. Y conocer a mi esposo hizo que creyera más en mí misma. Todos tienen sus rarezas y él pensó que la mía era maravillosa. No le importaba que tuviera psoriasis y tampoco que tuviera o no algún brote; realmente creyó en mí.  

Estoy muy agradecida con Dove por mostrar a mujeres como yo que tienen cicatrices y condiciones especiales en la piel. Y me encanta que mi piel saliera un poquito roja en las tomas; quiero que otros vean que una no debe ser una modelo típica; quiero que vean que las personas pueden tener el cuello manchado y aún así aparecer en una cartelera. Y espero ayudar a que otras mujeres se sientan bien consigo mismas, para que me vean y sepan que no están solas. No debe importarles lo que piensen los demás, ni deben andar cubiertas. 

¿Cuál es mi consejo? Defiéndete cuando las personas digan cosas negativas. No temas ser quien eres. No importa si tienes psoriasis. Porque si hoy me preguntas ‘¿te sientes bella?’ La respuesta es: por supuesto.

Sigue la experiencia de Gail viviendo con psoriasis a través de su cuenta de Instagram @juhgail