Dove Skin care routine

¿Cómo diseñar una rutina del cuidado de la piel?

Si tenemos claro algo es que ninguna rutina del cuidado de la piel es universal. Cada uno tiene un tipo de piel diferente y es imposible afirmar que lo que funciona para muchos de nosotros funciona para otros.

Con esto en mente aquí os presentamos nuestra guía para la rutina de cuidado de la piel diaria.

  • 1

    Adapta cada producto a tu tipo de piel.

    La forma en como te duchas determina el resto de tu rutina de cuidado de la piel. Si tienes la piel sensible o seca deberías evitar el agua caliente y utilizar un gel de ducha hidratante

  • 2

    La hidratación es tu arma secreta.

    Este paso debería ser el centro de toda tu rutina del cuidado de la piel. Aprecia este momento de paz haciendo de tu hidratante algo muy especial. La loción corporal Dove DermaSpa Goodness³ combina el cuidado dermatológico con la experiencia spa. Hidrata tu piel en profundidad

  • 3

    Prueba nuevos productos.

    A veces tu piel necesita algo más que hidratación. Así que para sacarle el máximo provecho a tu rutina de cuidado de la piel primero deberias pensar que quieres conseguir con tu piel. A lo mejor, quieres mejorar la elasticidad y la firmeza? Prueba el sérum corporal Dove DermaSpa Uplifted+ su fórmula sedosa junto a su aplicado masajeador proporcionan el cuidado dermatológico que necesitas, mejorando la firmeza y la elasticidad en las zonas más rebeldes

  • 4

    Asegurate de cuidar bien cada parte de tu cuerpo...

    Por ejemplo: tus manos. Sabemos que cuando piensas en rutina de cuidado de la piel las manos no pienses en tus manos pero es importante que también las cuides diariamente. Prueba nuestro tratamiento de manos Dove DermaSpa 
    Goodness³
    para hidratar tu manos

  • 5

    Añade algo especial en  tu rutina de cuidado de la piel.

    Prueba nuestro aceite corporal Dove DermaSpa Goodness³. Aporta luminosidad y es perfecto para cuando salgas de noche, vacaciones de verano o para cualquier día de la semana