Shakia Stewart, 28

Ser suave tiene muchas connotaciones negativas - ser de tacto suave, ser fácilmente maleable, ser sentimental o débil - pero definitivamente creo que es algo positivo. Quizás entre más seguro de ti mismo estés, más suave puedes ser.. Sabes que eres fuerte, así que no tienes que mostrarlo a través de la dureza. Puedes ser suave y fuerte.

"No crecí viendome como alguien más. Soy mitad jamaicano, mitad inglés y las princesas de Disney con las que jugaba no eran como yo. Perdía horas tratando de cambiar mi apariencia pensando que me encajaría de alguna manera. Es extraño pensar que en el momento en que acepté quién era yo, fue cuando me di cuenta de que hay demasiada presión para encajar en una forma de belleza. Cuando estás feliz, cuando sonríes, no importa lo que traigas puesto, eso para a mí es hermoso." - Shakia, 28
@

En el pasado, sentía que tenía que actuar duro, especialmente cuando empecé a trabajar. Sentía que si no mostraba emociones demostraría que era fuerte y capaz. Ahora, me siento más confiado en mí mismo, así que no siento la necesidad de actuar duro. Puedo ser amistosa, sonriente e incluso a veces tonta en el trabajo, pero aún así ser autoritaria y respetada, y hacer un gran trabajo.

Para mí, la suavidad en términos de belleza es naturalidad. Realmente no trato de cambiar la forma en que me veo naturalmente, aunque cuando era más joven pasaba demasiado tiempo alaciándome el cabello. Es raro pensar en eso ahora, porque la gente no me reconozco si no llevo mi cabello suelto -afro, el cabello rizado es una parte muy grande de mí.

Ahora, puedo enfatizar ciertas características - como usar máscara para hacer mis pestañas más largas - pero fuera de eso sólo como bien, hago ejercicio y cuido mi piel, así que me siento más segura en mi estado natural. Creo que eso me hace parecer más suave porque no estoy usando una máscara - es más orgánico y real, en lugar de falso o forzado.