Skip to content
Cuidado para el bebé en invierno
Cuidado para el bebé en invierno

Cuidado para la piel del bebé en invierno

El clima frío puede tener un impacto en la piel de todos y en particular en la de tu bebé. Las condiciones más duras nos hacen más susceptibles a la piel seca en invierno y la delicada piel de tu pequeño puede ser especialmente sensible. Pero hay maneras de cuidarlo en esta época fría del año.

Probablemente, vos y tu pequeño hayan encontrado su propia rutina para el cuidado de la piel, pero es posible que necesites ajustarla durante el invierno (al igual que con el cuidado de tu propia piel). El clima frío y ventoso a menudo puede causar sequedad y agrietamiento o ciertas complicaciones en la piel de un bebé, como erupciones, especialmente en las partes del cuerpo expuestas al frío. Además, la calefacción central aumentada puede secar aún más su piel. Si tu bebé ya tiene piel seca o una afección como el eccema, a veces puede empeorar.

Todo esto significa que es posible que necesite un cuidado más amable de lo habitual. Pronto, sabrás como cuidar la piel de tu bebé en invierno, pero aquí te ofrecemos algunos consejos útiles de mamás y papás, y científicos de Baby Dove:

  • 1

    El armario de invierno.

    Incluso en los meses más fríos del invierno, a mi familia le gusta disfrutar al aire libre, así que usamos varias capas de abrigo", dice Laura, madre de dos. Las capas más ligeras son buenas, ya que las puedes desentrañar de acuerdo con la temperatura; la regla general es que los bebés deben usar una capa más que nosotros. Los gorros  y los guantes mantienen cálida la cabeza y las manos de tu bebé, pero considerá alejarlo/a de la lana, ya que puede irritar su delicada piel 

  • 2

    Más humectación. 

    La piel del bebé puede perder humedad hasta cinco veces más rápido que la nuestra y eso se exacerba en el invierno. "Es importante mantener la piel del bebé hidratada", explica la experta en investigación y desarrollo de Baby Dove y madre de tres, Bindu. La enfermera de niños y madre de dos, Tracey, está de acuerdo. "Cubrí toda la piel que puedas, pero obviamente la cara y los labios están más expuestos", explica. "Les ponemos crema protectora o crema hidratante en la cara para mantener la humedad y evitar que el frío dañe la piel". Usar una loción hidratante para bebés como la Crema corporal Baby Dove humectación enriquecida puede ayudar a prevenir la sequedad, ya que  hidrata hasta por 24 horas. Aplicala después del baño para bloquear la mayor cantidad de humedad posible

  • 3

    Cuidado a la hora del baño. 

    Los baños largos y calientes pueden deshidratar más la delicada piel de tu bebé en esta época del año, por lo que es mejor que sean corto y cálidos. "Tuvimos un bebé de invierno", dice Emily, madre de un recién nacido, "así que desde el principio tuvimos que lidiar con lo que el clima frío puede hacer a su piel. El uso de productos específicamente diseñados para bebés realmente ayudó ”. El Jabón líquido Baby Dove no solo es suave para la piel delicada, sino que también repone los nutrientes naturales de la piel que se pierden al bañarse. Esto ayuda a proteger la barrera natural de la piel que previene la pérdida de humedad

  • 4

    El shampoo también.

    Si bien a menudo las mejillas y los labios son los más afectados por el aire seco de invierno, la cabeza es tan o más susceptible, como explican el empleado de Baby Dove y el padre de tres hijos, Junaid: "El cuero cabelludo de nuestro hijo se volvió extremadamente seco, probablemente porque solía usar un sombrero todo el tiempo ”. Usar un shampoo nutritivo, como el Shampoo Baby Dove humectación sensible, puede ayudar a calmar e hidratar la delicada piel de su cuero cabelludo

  • 5

    Libre de fragancias en invierno. 

    Si tu pequeño tiene una piel especialmente sensible en el clima invernal, los productos suaves para el cuidado de la piel sin fragancias y suaves para bebés pueden ayudarte a prevenir la irritación. La gama hipoalergénica Baby Dove humectación sensible no tiene fragancia y va más allá de la suavidad para reponer la humedad y los nutrientes, por lo que es una excelente opción para las pieles sensibles en invierno