Skip to content
Acné de bebé

Acné de bebés - explicación

Antes de que llegara tu bebé, es probable que no hayas pensado demasiado en los problemas de su piel, pero tal vez las cosas hayan cambiado ahora que está aquí. No es raro que los bebés tengan manchitas o marcas y la mayoría no son nada de qué preocuparse. Algo muy común, pero inofensivo para la piel de un bebé, es el acné. Si bien es poco lo que podés hacer para tratarlo, usar productos suaves para el cuidado de su piel, como Baby Dove, ayudarán con su hidratación y nutrición.

Es posible que hayas imaginado que la piel de tu bebé iba a ser súper suave cuando llegara, pero a menudo no es así. Como padre, vas a notar todo tipo de manchitas en tu bebé, pero muchas son muy comunes y no tenés nada de qué preocuparte - como el acné en recién nacidos. Esta afección generalmente aparece en su primer mes como manchas rojas en la nariz, las mejillas y la frente. "No se puede detener", dice Tracey, enfermera y madre de dos niños. "La principal preocupación es que las manchas se ven antiestéticas, pero realmente no hay mucho que puedas hacer al respecto, muchos bebés lo tienen".

Es importante recordar que el acné en los bebés no es el resultado de nada que hayas hecho. Nadie está completamente seguro de cuál es la causa, pero se cree que está relacionado con las hormonas del embarazo de la madre que aún permanecen en el cuerpo de su pequeño después del nacimiento. Si tu bebé tiene acné, podés continuar con su rutina habitual de cuidado de la piel. "Desaparece por sí solo sin dejar cicatrices, así que solo le aplicaría una loción suave", dice la experta en investigación y desarrollo de Baby Dove y madre de tres, Bindu. “Los productos suaves para el cuidado de la piel de Baby Dove son seguros y adecuados para el uso en las manchas”. De hecho, tanto el Jabón líquido Baby Dove humectación sensible como la Crema corporal Baby Dove humectación enriquecida están hechas con nutrientes 100% naturales para la piel, idénticos a los que se encuentran en ella. Van más allá de la suavidad para hidratar y reponer estos nutrientes después del baño. 

Aunque el acné del bebé puede empeorar antes de mejorar, no causa ninguna molestia, a diferencia del eccema o una erupción en el recién nacido. "Cuando hayan transcurrido dos meses, probablemente se habrá ido", dice Tracey. Pero siempre es una buena idea consultar a tu pediatra, especialmente si tu bebé parece sentirse incómodo o si no estás muy seguro de cuál es la erupción cutánea de tu bebé.