Skip to content

Fresh Coconut Dry Shampoo

Refresca y reanima el cabello entre lavadas, con aroma tropical de coco y lima dulce.

5 oz
Agregar a la bolsa

o comprar en la tienda

• El shampoo en seco deja el cabello con aspecto y sensación frescos sin tener que lavarlo 
• Absorbe el exceso de grasa del cabello para reanimarlo entre lavadas 
• El cabello queda hermoso, sano y lleno de vida 
• Funciona rociando y cepillando unas cuantas veces con rapidez 
• Absorbe instantáneamente la grasa 
• El aroma suave de coco y lima dulce deja el cabello oliendo fresco y limpio
Ten un cabello que se ve y se siente limpio aún entre lavadas, con el shampoo en seco Dove Fresh Coconut Dry Shampoo. Con solo unas rociadas rápidas puedes tener un cabello que se ve y se siente hermoso, sano y lleno de vida. Cuando no tienes tiempo para un lavado completo con agua, el shampoo en seco Dove ayuda rápidamente a reducir la sensación grasosa y aceitosa del cabello sin lavar, dejándolo listo para peinar fácilmente. También incluye el aroma suave y limpio de coco y lima dulce, para que puedas disfrutar la sensación de cabello fresco y limpio en unos pocos segundos. Este shampoo en seco Dove refresca tu cabello usando ingredientes que absorben el exceso de grasa y se cepillan fácilmente de tu cabello, dejándolo con aspecto y sensación limpia, suave y lleno de vida.
Isobutane, Propane, SD Alcohol 40-B (Alcohol Denat.), Aluminum Starch Octenylsuccinate, Butane, Fragrance (Parfum), Isopropyl Myristate, Silica, Cocos Nucifera (Coconut) Fruit Extract
Ingredientes correctos al momento de la publicación. Consulta siempre el envase del producto.

• Reanima el cabello rápidamente

La fórmula ligera absorbe instantáneamente la grasa para rejuvenecer el cabello entre lavadas.

• Un aroma limpio y fresco

El ligero aroma de coco y lima dulce te lleva a la playa.

• Moderno y dinámico 

Reduce la sensación grasosa y aceitosa del cabello sin lavar, dejándolo más fácil de peinar.
Separa tu cabello seco en secciones. Sacude la lata dosificadora con fuerza. Detén la lata a entre 8 y 12 pulgadas de tu cabeza, y rocía con rápidas dosificaciones directamente a la raíz. Masajea en la raíz para que la grasa se absorba de manera uniforme, y cepilla a lo largo del cabello para una sensación de limpieza de manera instantánea.