Skip to content

Evita las alergias después del rasurado

Evita las alergias después del rasurado

Parece una regla: debemos rasurarnos todos los días. Más allá de los estándares de belleza ¡que no son reales! Sentir nuestras axilas suaves es un tema de comodidad. Sin embargo, muchas veces vienen alergias o irritaciones, en Dove te mostramos cómo cuidarte.

 

  • 1

    Toma un baño primero 

    Así parezca obvio, no lo es. En ciertas ocasiones estamos de afán o se nos olvidó rasurarnos y vamos a usar una blusa sin mangas, rasurándonos en cualquier hora del día. Estas son situaciones comunes, pero más allá de ello pueden generar irritaciones. Al pasar unos buenos minutos en la ducha, humedeciendo las axilas disminuimos el posible daño causado por el rasurado. ¿Por qué? El agua suaviza el cabello, facilitando el proceso.

  • 2

    Rasúrate en la misma dirección

    Así no hayamos tenido una charla con papá o mamá sobre el rasurado, este principio es básico. Al depilarte hacia la misma dirección que crece el vello, evitarás irritaciones o erupciones en esta zona de la piel.

  • 3

    ¿Por qué nos rasuramos? 

    Sin duda por comodidad y estética, sentir las axilas suaves es una sensación agradable. Además, al depilarnos prevenimos los malos olores ya que el vello en esta zona atrapa el sudor, generando las condiciones perfectas para que las bacterias se multipliquen. Para cuidar tus axilas de esta incómoda situación usa el antitranspirante Dove Serum Aclarant el cual te protege hasta 48 horas y con la vitamina B3 potencia la renovación celular para reducir manchas oscuras. 

  • 4

    Utiliza el antitranspirante como un producto de belleza

    El perfume, el maquillaje o cualquier producto de belleza lo utilizas de forma delicada, siempre te aseguras de usarlo de la manera adecuada, utilizando la medida justa, en resumidas cuentas, lo aplicas con amor. Así debes usar el antitranspirante, aplicándolo en las axilas en la cantidad necesaria, teniendo certeza de que tu piel en esa área esté protegida.

  • 5

    La piel de tus axilas también necesita respirar

    El uso de materiales suaves como la lana, seda o el algodón le dan a tu piel la posibilidad de respirar, ayudando a que el sudor se evapore más rápido. De esta manera evitarás el mal olor, como también la irritación mediante la fricción de la ropa con la piel. Si es posible, no utilices prendas muy ajustadas en esta área, así no aumentará el calor en las axilas, generando mayor sudoración e irritación.

  • 6

    Aplica el antitranspirante adecuado

    Utilizar un antitranspirante delicado con tu piel te ayudará a recuperarte muy rápido después del rasurado. El antitranspirante Dove Serum Aclarant contiene ¼ de crema humectante y aceite de semilla de girasol lo que ayuda a mantener tu piel renovada.