El hielo un aliado para la piel de nuestro rostro

El hielo un aliado para la piel de nuestro rostro

 

 

Aunque parezca increíble el hielo es un secreto de belleza que nos ayuda a combatir el envejecimiento prematuro de la piel producida por diferentes factores como la exposición al sol, una mala alimentación y las impurezas producidas por la contaminación y el maquillaje. Por eso llego la hora de que lo vuelvas tu mejor amigo en tu rutina diaria para conseguir estos beneficios:

 

 

 

 

 

 

  • Rejuvenecer la piel al estimular la circulación sanguínea

  • Tonificar la piel y evitar la aparición de líneas de expresión

  • Desinflamar los ojos 

  • Luchar contra las ojeras 

  • Prevenir el acné

  • Cerrar tus poros para proseguir a maquillarte  

 

 

 

¿Cómo debemos usarlo?

 

El primer paso para usarlo es tener el rostro limpio, asegúrate de tenerlo libre de impurezas, usa la barra de belleza Dove  para esto, úsala bañando tu rostro con agua tibia.

 

Seca el exceso de agua con una toalla suave con pequeños toques.

 

Al usar el hielo no lo hagas directamente sobre la piel, puedes quemarte. Opta por envolver unos cuantos cubos en un paño y frotarlo por unos cuantos minutos, determina  cuanto puedes soportar el frío, no te excedas.

 

Realiza movimientos circulares a lo largo de la zona t de la cara (frente, nariz y barbilla) sigue con las mejillas y cuando llegues al contorno de los ojos hazlo suavemente ya que es más sensible la piel de esta zona. Por último no olvides pasar el hielo por el cuello.

 

Completa tu tratamiento aplicando algún  tónico.

 

 

¡Listo! Con estos sencillos pasos obtendrás todos los beneficios que te compartimos, esperamos logres grandes resultados y compartas esta increíble rutina de belleza.