piel
piel

¡Que no se te vaya la mano! 5 tips para cuidar tu piel equilibradamente

Tips para cuidar la piel : El equilibrio es una ley universal y –lo confesamos- es la ley más bonita que hay. Todo en la naturaleza está regido por ella, desde el tamaño de los pétalos de una flor, hasta las increíbles formas que va labrando el viento en las rocas.

 

Pero no hay necesidad de visitar paisajes muy lejanos, ni de observar la tierra desde el espacio para entender de qué se trata la ley del equilibrio. Y esto es, porque ella está presente en cada cosa de nuestras vidas. Rige cada segundo de nuestro tiempo, cada relación que establecemos con los demás y cada centímetro de nuestro cuerpo.

 

Por eso, todo lo que entregamos nos es devuelto. Por ejemplo, cuando hacemos algo bueno por alguien, la vida siempre se encarga de devolvernos el favor de alguna manera.

 

Casi todo lo que hacemos es un acto de equilibrio. Hacemos ejercicio para equilibrar nuestro cuerpo, meditamos para equilibrar nuestra alma, si tenemos algún problema, lo charlamos hasta equilibrar la situación y los viernes a veces salimos a bailar para equilibrar todo el estrés de la semana.

 

Sin embargo, el equilibrio es una ley que se aprende con la práctica, es un hábito que se va encontrando poco a poco. Y mientras lo aprendemos, siempre tendemos a caer en los extremos. Es totalmente normal, por ejemplo, que la primera vez que preparamos una receta nos quede excesivamente dulce o demasiado salada. Toma tiempo llegar a prepararla equilibradamente. Y así con todo en nuestras vidas.

 

Lo mismo pasa con nuestra piel: en nuestro intento de cuidarla, a veces cometemos excesos que pueden maltratarla. Pero no hay de qué preocuparse, porque aquí aprenderemos 5 tips para cuidar la piel y encontrar el equilibrio, evitando hábitos excesivos.

 

¿Listas? Pongan atención y ¡encuentren el equilibrio!

 

1. Ojo con el exceso de jabón

 

Recuerda que el jabón es bueno para limpiar tu cuerpo, pero como todo en la vida, no debe usarse en exceso. Con una pasada de la barra de jabón por todo el cuerpo es suficiente. Pero ojo: elige siempre un jabón neutro como el jabón Dove Original, que tiene un ¼ de crema humectante, ideal para mantener el equilibrio natural de tu piel.

 

2. No te vuelvas loca con la exfoliación

 

Aunque exfoliarse es un proceso muy saludable para la piel, cuando lo haces en exceso resulta muy perjudicial. Cuando te exfolias mucho con aquellas mascarillas hechas de cremas y azúcar y otros elementos sólidos, puedes llegar a raspar tu piel y causar quemaduras o desagradables heridas. Es mejor que no lo hagas seguido y que elijas el jabón Dove Exfoliante que remueve las impurezas de tu piel, pero con toda la suavidad requerida para no maltratarla.

 

3. Evita el exceso de productos de belleza

 

Otro de los tips para cuidar la piel tiene que ver con los productos que le aplicas. Está perfecto si te encanta darle a tu piel muchos cuidados. Pero ojo: no te enloquezcas comprando todos los productos que te llamen la atención. Asegúrate de utilizar sólo los necesarios para respetar el equilibrio natural de tu piel. Usar productos de belleza en exceso y mezclar fórmulas limpiadoras, puede causarte serias irritaciones.

 

4. No te excedas secándote con la toalla

 

Casi nunca te das cuenta de ello, pero a veces te secas tan duro al salir de la ducha, que terminas maltratando tu piel con la toalla. Tal vez sea por el afán de querer secarte rápido, o tal vez por andar pensando en todo lo que tienes que hacer en el día, pero recuerda secarte suavemente para no irritar tu piel. Cuando laves tus toallas, hazlo con suavizante, así evitas que se pongan duras y rugosas con el tiempo.

 

5. No vayas todas las semanas al spa

 

Sabemos que es una delicia ir al spa a que te consientan y a hacerte una de esas limpiezas de rostro profundas, que utilizan procedimiento como la vaporización, la extracción y la tonificación. Son muy buenos para la piel de tu rostro, pero el último de los tips para cuidar la piel es que no la sometas a estos tratamientos tan seguidos. Es mejor que dejes descansar tu piel por un periodo de mínimo dos semanas entre limpieza y limpieza.