piel
piel

Tiempo para mí ¿De dónde?

Tiempo para mí, cuando el día se consume en la rutina....Hay días que el tiempo es muy corto, que quisieras que tuviera al menos una hora más y aun así todo a tu alrededor te dice "tiempo para ti misma". ¿Más tiempo? ¿De dónde? Si ya has pasado 24 horas contigo, pero ni un minuto lo sentiste tuyo, entre el trabajo, reuniones, llamadas, atender gente, la familia, el estudio... la almohada lo sabe.

 

El tema del "tiempo para mí" suele confundirse con ser egoísta. Otras personas creen que se trata de inscribirse en cuanto curso de macramé, cintas o idiomas que existan. Si al final quedas igual de cansada y deseando verdadero tiempo para ti, esta entrevista con la psicóloga Cristy Valdés* te dará una luz para encontrar momentos únicamente tuyos.

 

¿Qué es tiempo para mí misma?

 

Es el espacio que tomas para hacer aquello que verdaderamente te agrada hacer, independientemente de los deberes laborales, del hogar, como madre, etc. Es ese periodo en el que haces lo que te produce placer, descargas energía, alimentas tu yo interno y te sientes realmente satisfecha cuando lo has terminado. Es un tiempo de cargar energía, justo y necesario para toda mujer.

 

Para saber qué es bueno para cada una, es necesario el autoconocimiento, preguntarte: ¿Qué me motiva? ¿Qué me apasiona? ¿Qué me relaja? La respuesta para cada una de estas preguntas lleva a la misma conclusión: que al terminar de hacer esa actividad, te sientes plena, a gusto contigo misma y con ganas de que se repita nuevamente. Puede ser leer, estudiar, salir con las amigas, visitar algún familiar, comer, pasear, meditar, ir a la playa, ir a la montaña, ir a un tour por la cuidad, ir al cine, al teatro, lo que quieras. La mujer que logre hacerlo sin sentirse culpable es aquella que cuenta con una sana autoestima, que sabe lo que ella vale, y por lo tanto, invierte con alegría y gozo este tiempo tan trascendental.

 

"Tiempo para mí" también se traduce en prestar atención a los detalles: cuidar mejor de ti misma. Disfrutar de momentos pequeños o cotidianos de forma más relajada.

 

¿Y por qué nos parece tan difícil tener tiempo para nosotras mismas?

 

El sentimiento de culpa es el enemigo principal para ejecutar satisfactoriamente este espacio, pues a veces sientes que estás "perdiendo el tiempo" y que podrías estar invirtiéndolo en cosas de tu casa, tus hijos, tu pareja o algún familiar; y viene seguido por el sentimiento de vergüenza, ya que muchas mujeres creen que no tienen el derecho de tomarse su propio tiempo libre.

 

¿Qué señales me dicen que necesito tiempo conmigo, sólo conmigo y para mí?

 

Comienzas a sentir fatiga, irritabilidad, depresión, insomnio, ira, te pones en un rol de víctima, sabes qué es lo que requieren todos los demás y corres a satisfacer sus necesidades y al final del día te das cuenta de que todo lo que hiciste fue para los otros y nada para ti.

 

Vivimos en una sociedad que todo va avanzando rápidamente, nos han hecho creer que el tiempo, es solamente para el trabajo, los estudios y la familia. Pero recuerda que nadie es capaz de dar lo que no tiene: si no tomas tiempo para ti misma, lo que le das a los demás no es tan sano, porque están el agotamiento, el estrés y la frustración de por medio. Los prejuicios que han existido siempre cuando una mujer dedica tiempo para ella misma, te dicen: "eres egoísta, eres mala madre, eres mala hija, eres mala compañera". Pero tienes que sacarte esas acusaciones de la cabeza.

 

Así que a deshacerse de estos mandatos y a sacar tiempo de calidad para ti, si lo haces, te vas a dar cuenta de lo bien que te vas a sentir. Mejorarás notablemente cómo te ves a ti misma, y lo mejor elevarás más tu Autoestima.

 

¿Cómo deben ser esos ratos de "tiempo conmigo": son planeados o no, pueden ser sola o con gente?

 

Lo importante es hacer lo que a cada una le llama más la atención y con lo que se sienta más a gusto. Es importante aclarar que si te decides por estar acompañada, lo hagas porque de verdad te gusta la compañía en esos ratos de esparcimiento. No siempre debe ser planeado o agendado; se debe ser flexible en la vida y aprender a adaptarse a un plan de última hora, claro está, sin dejar de ser responsable con los deberes diarios. Ser flexibles es sinónimo de inteligencia emocional.

 

¿Y qué tan importante es "el tiempo conmigo" en la vida de una mujer que tiene familia, trabajo, casa y estudios?

 

El tiempo contigo misma es importantísimo, es como un cargador de energía. Es fundamental aprender a darse el espacio y el tiempo que cada una necesite, y saber que esto no es egoísmo. Egoísta es la persona que siempre hace las cosas para ella misma sin que le importen los demás. Nosotras tenemos toda la posibilidad y el deber de amarnos y de dedicarnos tiempo.

 

Cristy, para terminar, nos da unas claves, un "paso a paso" de cómo sacar ese "tiempo para mí":

 

  1. estar conscientes de que ese espacio es necesario en nuestras vidas.
  2. Tomar la decisión de incorporar ese tiempo en la agenda.
  3. Hacer una lista de cosas que nos gustaría hacer (deportes, hobbies, clases, lectura, lugares que quieres visitar, gente con la que se quiere reunir, viajes, etc.) y hacerlas.

 

Para llevar a cabo estos tres pasos, se tiene que tomar en cuenta lo siguiente:

  • Notificarle a las personas con las que vivimos el horario de nuestro tiempo libre. No es que les tengas que pedir permiso, es informarles sobre dónde vas a estar y qué es lo que vas hacer.

Decirnos a nosotras mismas afirmaciones y decretos positivos, todos los días. Como los siguientes: "Soy la única dueña de mi vida. Me amo tal y como soy. Me respeto y pido que los demás me respeten. Nadie puede vivir la vida por mí. Estoy luchando por mis sueños y mis metas. Amo mi vida."

 

Ahora, decídete a regalarte un momento para ti, un momento donde sientas que solo existes tú, que tu cuerpo se relaja totalmente y que te sentirás completamente renovada. Por eso quiero compartirles algunas de las actividades que yo realizo, con las que me regalo un pequeño pero vital "tiempo para mí"

 

Cuando el día ha sido difícil y con un gran desgaste de energía toma una ducha de agua tibia, disfruta de ese chorro de agua, luego toma tu jabón Dove, frótalo con tus manos hasta formar espuma, espárcela por tu cuello y brazos varias veces y luego deja que el agua se encargue de retirarla.

 

Otro relajante y motivadora rutina es al llegar a casa libérate de los tacones, prende la radio con tu emisora favorita y al ritmo de la música prepara tu jugo favorito, cuando lo tengas listo, ponte unos shorts y aplica en tus piernas crema corporal, te recomiendo la crema humectante Dove Go Fresh que al contener pepino y té verde da una gran sensación de frescura. Por último, recuéstate un poco en tu cama, eleva tus piernas contra la pared, muévelas al ritmo de la música y disfruta de tu delicioso jugo.

 

Dos pequeñas rutinas pero que a mí me funcionan a la perfección; anímate a regalarte un tiempo para ti y compártenos tu experiencia.

 

*Cristy Valdés Ugalde es costarricense; Licenciada en psicología clínica, graduada de la Universidad Centroamericana de Ciencias Sociales, UCACIS. Trabaja con Milton Rosales y Asociados, dando terapia individual, de pareja y grupal, así como charlas, seminarios, talleres y congresos, en temas de parejas, comunicación, divorcio, duelos, límites, entre otros. Autora de su propio programa de trabajo grupal con hijos de padres divorciados, el cual se llama "Programa Faro de Luz". Le puedes escribir a su correo cristyva@gmail.com.

 


Descubre en la aplicación de Dove frases y palabras de aliento de otras mujeres para te inspires a salir de la rutina, y ser feliz con lo que eres.