Skip to content

Baby Dove winter skin care

Cuidado de la piel de los bebés en invierno

El clima frío puede impactar la piel de cualquiera, particularmente la de tu bebé. Las condiciones más agrestes nos hacen más susceptibles a la piel seca durante el invierno, y la piel de tu bebé puede ser especialmente sensible. Eso sí, hay formas de cuidarla en esta época helada del año.

Tú y tu pequeño podrán haber encontrado su propia rutina de cuidado de piel, pero tal vez descubrirás que necesite cambiarse durante el invierno (justo como nosotros). El clima frío y ventoso puede causar resequedad y agrietamiento o señales de una irritación en la piel de tu bebé – en especial en las partes del cuerpo que están expuestas – y las altas calefacciones puede secar su piel aún más. Si tu bebé ya tiene piel seca de por sí, a veces se puede empeorar. 

Todo esto significa que ellos tal vez necesiten más cuidado que de costumbre. Muy pronto averiguarás tu propia forma de cuidar la piel de tu bebé en el invierno, pero acá te djamos consejos útiles de madres, padres y científicos de Baby Dove:

  • 1

    Ropa de invierno.

    "Hasta en los meses fríos de invierno, a mi familia le encanta salir, así que nos abrigamos", dice Laura, madre de dos. Las capas de ropa delgadas son útiles, ya que las puedes ir retirando de acuerdo a la temperatura. la regla general es que los bebés deben usar una capa más que nosotros. Los gorros y guantes pueden mantener sus cabecitas calientes, pero considera no usar lana, ya que puede irritar la piel delicada de tu bebé

  • 2

    Más hidratación.

    La piel de un bebé puede perder humectación hasta 5 veces más rápido que nosotros, por esto es imporante el cuidad en el invierno. "Es importante mantener la piel de tu bebé hidratada", explica Luisa, experta en Investigación y desarrollo de Baby Dove. Mariana, enfermera infantil y madre de dos está de acuerdo y explica: "Cubres la piel lo máximo posible, pero obviamente la cara y los labios quedarán expuestos. Le ponemos crema protectora o humectante en la cara para que conserve la  hidratación y evite que el frío afecte la piel." Usar una loción para piel de bebé como crema corporal Baby Dove Humectación enriquecida puede ayudar a prevenir la resequedad, ya que  humecta hasta 24 horas. Aplícala luego del baño para retener la mayor hidratación posible

  • 3

    Cuidado a la hora del baño.

    Los baños largos y calientes pueden deshidratar más la piel de tu bebé en esta época del año, así que baños cortos y tibios son lo mejor. "Nosotros tuvimos un bebé en el invierno", dice Emilia, madre de un recien nacido, "así que desde el comienzo tuvimos que afrontar todo lo que el frío le puede hacer a su piel. Usar productos diseñados específicamente para bebés realmente ayudó" Baby Dove Baño de Cabeza a los Pies no es solamente suave con su piel delicada, sino que  ayuda a reponer los nutrientes esenciales* de origen natural que se pierden durante el baño. Esto ayuda a proteger la barrera natural de la piel del  bebé y evita futuras resequedades

     *ácido esteárico y palmítico

  • 4

    También el shampoo.

    Mientras que es normal que las mejillas y los labios sufran el mayor golpe del viento seco del invierno, la cabeza es igual de susceptible, como explica Ricardo, eltrabajador de Baby Dove y padre de tres: "El cuero cabelludo de nuestro bebé se resecaba muchísimo, probablemente porque tenía que usar gorro todo el tiempo". Usar un shampoo que  respeta la humectación natural de la piel de tu bebé, como el Shampoo Baby Dove Hidratación Sensible, puede ayudar cuidar e hidratar la delicada piel del cuero cabelludo

  • 5

    Líbrate de las fragancias en el invierno. 

    Si tu pequeño tiene la piel particularmente sensible en el invierno, productos para el cuidado de la piel, suaves y con Fragancia especiales para bebes, pueden ayudar a prevenir las molestias. Los productos Baby Dove Hidratación Sensible están formulados con Fragancias especialmente desarrolladas para la piel sensible del bebe ayudando a minimizar la aparición de alergias cubriendo las necesitades de humectación, siendo una gran opción para la piel sensible durante el invierno