Etapas de un papá primerizo

Etapas de un papá primerizo

Ser papá es un cambio de vida completo. Tus hábitos, rutinas, responsabilidades y tiempos libres se transforman dándole paso a un tiempo de vida distinto para ti. Son muchas etapas las que afrontarás y lo primero que debes hacer es aceptarlas y aprender a convivir con ellas.

  • 1

    No solo eres papá

    En el momento que llega tu primer hijo, todo se enfocará en él, lo que está bien; sin embargo, a medida que pasa el tiempo te sentirás agotado y querrás tener otro tipo de espacios. Es normal, no te culpes por ello, lo que debes hacer es organizarte para lograr equilibrar tu tiempo.

  • 2

    Tu pareja ahora es mamá

    Así como cambian cosas para ti, tu pareja tendrá un montón de nuevas experiencias por lo que la relación puede variar. Las mamás primerizas suelen tener períodos emocionales muy variables y poco predecibles. Al sentirlo no te alejes, se comprensivo y amoroso, de esta manera el vínculo entre los dos será mucho más fuerte.

  • 3

    Lluvia de consejos

    Ser papá es un trabajo nuevo para ti, por lo que te llegarán miles de consejos y recomendaciones. Intenta recibirlos con cariño, utilizar los que consideras convenientes y los otros, hacerlos a un lado. Sigue tu instinto paternal y confía en lo que crees mejor para el nuevo integrante de la familia. 

  • 4

    Acepta y pide ayuda 

    Muchos padres suelen padecer de depresiones posparto. De ser tu caso no te aísles, es primordial que cuentes con los demás, te comuniques y expreses lo que sientes. Una mano amiga será clave para salir adelante y entregarle lo mejor a tu pequeño.

  • 5

    Exceso de preocupación

    Tener a tu cuidado una nueva vida puede inclinarte hacia una preocupación excesiva. Es normal que quieras lo mejor para tu hijo, pero esa intranquilidad puede producirte un agotamiento extra que no te entregará nada positivo.