Skip to content

Consejos de papás a papás primerizos

Consejos de papás a papás primerizos

Ser parte del club de padres es una gran alegría, darle la bienvenida a un nuevo integrante a tu familia y sentir que hace parte de ti, es único; sin embargo, es una alegría que viene cargada de responsabilidades que, muchas veces, pueden ser estresantes, especialmente para papás primerizos.


Se acerca el día del padre y a pesar de que tu hijo en esta ocasión no te puede celebrar, en Baby Dove quisimos llevarte consejos de papás experimentados para que disfrutes de la paternidad de la mejor manera. Escuchar a otros hablar sobre sus experiencias, puede darte luces y tranquilidad en tu día a día como papá.   


1.    No hay manual para tu hijo
La primera reacción que muchos padres tienen al enterarse de que su primer hijo viene en camino, es buscar libros y bibliografía al respecto. Lo que está bien, es necesario entender cómo acercarse al bebé, a pesar de ello no siempre los libros tienen la razón, así lo ve Daniel: “Ser papá por primera vez puede ser aterrador, pero una vez que tienes a tu hijo en tus brazos, sientes que lo conoces desde siempre. Leí muchos libros, pero muchas veces seguí mis instintos de padre y me dieron resultado. Para tranquilizarlo le daba masajes, le cantaba mi canción favorita y ¡funcionaba”. Nadie conoce a tu hijo como tú, confía en ello.   

2.    Tiempo para ti
Tener un hijo es una experiencia maravillosa que cambia la vida por completo. Casi que toda tu atención se enfocará en cuidar a tu pequeño, por eso, si aún no ha nacido, es bueno que te tomes un tiempo para ti, así lo piensa Carlos. “Soy un padre muy feliz, pero cuando nació Sebas el mundo me cambió por completo. Extrañaba ver películas de acción en cine y no solo de muñequitos animados. Por eso es bueno disfrutar del poco tiempo que tienes para ti, antes y después. Sal con tus amigos, disfruta de una cita con tu pareja, no olvides que tener una vida además de tu pequeño está bien”.

3.    Un equipo en casa
“Levantarte a las 2 de la mañana, preparar un tetero a las 4AM, salir por pañales un domingo a las 11 de la noche… todo eso pasa”, dice Jorge. Por lo que bajarle al estrés y hacer con tu pareja un equipo, es la mejor opción para no perder la cordura. “Si no hubiera hablado con mi pareja desde el principio, alguno de los dos hubiera enloquecido. No es fácil cuidar a tu bebé, pero entre dos es un poco más sencillo”.  

4.    Aleja la culpa
Un papá siempre trata de hacer y tomar las mejores decisiones por su hijo, a pesar de ello eso no quiere decir que en algunas ocasiones no pueda equivocarse. “Hay momentos increíbles, en donde te sientes el mejor papá del mundo, pero hay otros en los que te das cuenta de que te has equivocado”, explica Camilo. Es algo muy normal, todos somos humanos. “Lo importante es que no te culpes, recuerdes esos momentos increíbles en donde lo has hecho muy bien, luego trata de remediar tu error, todo será para bien”.  

5. Evita el exceso   
Un bebé recién nacido no necesita demasiado, un hogar con comida, ropa y mucho amor es la base de todo. Muchos padres optan por comprar muchas cosas, algo que puede ser divertido, pero también agobiante. “Al principio compraba de todo para mi bebé: juguetes, ropa, diferentes tipos de biberones, cobijas, la lista puede continuar… Luego me sentí agobiado, hasta sentirme mal de no poder comprar todo lo que quería. Finalmente me di cuenta que el que quería las cosas era yo, y que mi pequeño no necesitaba de tanto”.