Baby Dove cuida la piel de tu bebé
Baby Dove cuida la piel de tu bebé

6 consejos para que tu bebé tenga la piel sana y suave

El cuidado de la delicada piel de un bebé no es tarea fácil para algún padre primerizo. Si estás sintiendo una sobrecarga de información y no estás seguro por dónde empezar, no te preocupes, no estás solo.

Con más de 60 años de experiencia en el cuidado de la piel, Dove está aquí para ayudarle a aprender más sobre la delicada piel de tu bebé y cómo cuidarla. En primer lugar, es posible que no sepas que la piel de tu bebé es un 30% más delgada que la tuya y que pierde humectación más rápidamente. Por eso te recomendamos productos que, aunque sean delicados con la piel de tu bebé ofrezcan más que suavidad, que repongan sus nutrientes esenciales.

Aquí encontrarás algunas sugerencias que te ayudarán a encontrar una rutina de cuidado para la piel de tu bebé, que funcione tanto para él como para ti.

  • 1

    Productos con pH neutro.

    "El pH de la piel de un bebé es más neutro que el de un adulto", explica la Dra. Zilda, dermatóloga pediatra. "Necesita productos con el pH más cercano al que se encuentra naturalmente en su piel". Un producto con pH neutro como nuestro Jabón en barra Humectación Enriquecida es ideal para la limpieza de los bebés con la piel seca. Además de ser dermatológicamente probado, es más suave y más humectante que cualquier otro jabón común en barra para bebé*

  • 2

    Limpia suavemente durante la hora del baño.

    La hora del baño puede ser todo un desafío. La buena noticia es que está bien saltar alguno ocasionalmente, los baños frecuentes pueden resecar la piel de tu bebé. Te recomendamos usar un limpiador suave como nuestro Jabón líquido de la cabeza a los pies Humectación Enriquecida, que delicadamente elimina la suciedad mientras ayuda a mantener la humectación de la piel de tu bebé

  • 3

    Utiliza productos para bebés.

    En lugar de usar tu propia crema hidratante, prueba usar productos desarrollados específicamente para humectar la piel de un bebé. Nuestros productos ayudan a mantener la humectación, dejando la piel de tu bebé suave e hidratada

  • 4

    No te olvides del cuero cabelludo.

    Tu bebé puede no tener mucho cabello, pero procura lavarle el cuero cabelludo con un shampoo que le brinde más que suavidad. Nuestro Shampoo Humectación Enriquecida no sólo es suave, sino que repone la humectación y los nutrientes esenciales del cuero cabelludo desde el primer baño

  • 5

    Recupera la humectación.

    Una vez que hayas secado a tu bebé delicadamente, es un buen momento para reponer la humectación perdida durante el baño. Una crema humectante creada específicamente para el bebé como nuestra Crema corporal Humectación Enriquecida, mantendrá la delicada piel de tu bebé suave e hidratada hasta el siguiente baño

  • 6

    Protege las nalguitas de tu bebé.

    Los bebés pueden pasar mucho tiempo con el pañal sucio por la noche, por lo que es una buena idea proteger sus nalguitas mientras duermen. Antes de acostar a tu bebé, aplícale una capa de nuestra Crema protectora Humectación Enriquecida, y así protegerás su piel de algún tipo de humedad que pueda causarle irritación


    *Comparado con jabones comunes en barra sin nutrientes esenciales de la piel