Skip to content
Cuidado del bebé en el invierno
Cuidado del bebé en el invierno

El cuidado de la piel del bebé en el invierno

El frío puede afectar la piel de cualquiera, en especial la de tu bebé. Las condiciones más adversas nos hacen más susceptibles a la piel seca en invierno, y la delicada piel de tu bebé puede ser más sensible. Sin embargo, hay formas de cuidarla en esta época del año con bajas temperaturas.

Vos y tu bebé seguramente hayan establecido su propia rutina para el cuidado de la piel, pero quizás descubras que necesita algunos ajustes en invierno (como la nuestra). El frío y el viento suelen provocar resequedad y paspado, o signos de un sarpullido en la piel del bebé, en especial en las partes del cuerpo expuestas a estos elementos. Además, la calefacción central excesiva puede secar aún más la piel del bebé. Si tu bebé ya tiene la piel seca o una afección como el eczema, a veces puede empeorar.  

Esto solo significa que es probable que necesite un cuidado más suave de lo normal. En poco tiempo vas a aprender a cuidar la piel de tu bebé en invierno, pero acá los papás y las mamás -y los especialistas de Baby Dove- te ofrecen algunos consejos útiles: 

  • 1

    Ropa de invierno.

    "A mi familia le gusta salir incluso en los meses de invierno más fríos, por eso nos abrigamos con capas", cuenta Laura, mamá de dos. Las capas más livianas son útiles porque podés ir desabrigándote según la temperatura. La regla general es que los bebés tienen que llevar una capa más que nosotros. Los gorros y guantes mantienen el calor en la cabeza y las manitos, pero tratá de no usar lana, porque puede irritar la delicada piel de tu bebé 

  • 2

    El cuidado durante el baño.

    Los baños largos y calientes pueden deshidratar la delicada piel del bebé aún más en esta época del año, así que lo mejor es que sean breves y tibios. "Nuestro bebé nació en invierno", dice Emilia, mamá de un recién nacido, "así que desde el principio tuvimos que lidiar con lo que el frío le puede hacer a su piel. Usar productos especialmente diseñados para los bebés nos ayudó mucho." El Jabón Líquido de la Cabeza a los Pies Humectación Sensible Baby Dove no solo es suave para su piel delicada, sino que también repone los nutrientes naturales de la piel, que se pierden en el baño. Esto ayuda a proteger la barrera natural de la piel, que impide la futura pérdida de humedad

  • 3

    El shampoo también.

    Aunque las mejillas y los labios suelen llevarse la peor parte del viento seco de invierno, la cabeza es igual de sensible, como explica Julio, empleado de Baby Dove y papá de tres: "El cuero cabelludo de nuestro hijo se secó muchísimo, posiblemente porque tenía que ponerse gorro todo el tiempo". Usar un shampoo nutritivo, como el Shampoo Humectación Sensible Baby Dove, puede ayudar a aliviar e hidratar la delicada piel del cuero cabelludo

  • 4

    Productos en invierno.

    Si tu bebé tiene piel especialmente sensible en invierno, los productos para el cuidado de la piel del bebé, suaves, sin perfume y formulados para pieles sensibles pueden prevenir la irritación. La línea de Humectación Sensible de Baby Dove va más allá de la suavidad para reponer los nutrientes y la hidratación. Por eso, es una excelente opción para la piel sensible en el invierno