Dove Prevenir el mal olor de tus axilas
Dove Prevenir el mal olor de tus axilas

Como prevenir el mal olor de las axilas y cuidar tu piel

Como prevenir el mal olor de las axilas y cuidar tu piel

Después del gimnasio, durante una ola de calor, estrenando una nueva camiseta que resultó ser un generador de sudor - estas son sólo alguna de las situaciones donde puede aparecer el mal olor en tus axilas. Pero con nuestros consejos sobre como manejar el mal olor, te ayudaremos a mantener tus axilas frescas.  Nuestros desodorantes ofrecen un cuidado superior, protegiendo tu piel y dejando tus axilas suaves para que te sientas confiada.

  • 1

    Minimizar el sudor. 

    El antitranspirante es un salvavidas. Minimiza el mal olor de tus axilas, reduciendo la cantidad de sudor, cuidando y protegiendo nuestra piel. Nuestro Dove Original Antitranspirante Desodorante Aerosol es la mejor opción para combatir estos problemas. 

  • 2

    La depilación ayuda.

    La depilación ayuda a prevenir el mal olor en tus axilas, ya que el pelo atrapa el sudor, favoreciendo la multiplicación de las bacterias

  • 3

    Deja que la piel respire.

    Vestite con prendas fabricadas con fibras naturales como lana, seda o algodón: éstas dejan respirar tu piel, dejando que el sudor se evapore rápidamente, de ésta forma prevenís el desarrollo del mal olor en tus axilas

  • 4

    Prevenir y proteger.

    Añadí al antitranspirante en tu rutina de antes de acostarte - no sudamos tanto en la noche, por lo que tenemos más tiempo de absorción. Probá Dove Go Fresh Pepino y Té Verde Antitranspirante Desodorante en Aerosol - te despertaras con un aroma fresco y delicioso

  • 5

    Cuida lo que comes.

    Algunas comidas - especialmente las picantes - contribuyen al mal olor de las axilas, ya que su aroma puede ser transportado a tu sudor. Intenta evitar comidas con curry o ajo (a veces hasta la carne roja) y evaluá si notas alguna evolución

  • 6

    Recordá refrescarte. 

    Este debe ser un consejo muy obvio, pero asegurate de recargar tu desodorante antes de hacer algo que active el sudor, como una ida al gimnasio o correr el ómnibus