Dove 6 mitos de shampoo: revelados

6 mitos de shampoo: revelados

Hay muchos consejos sobre como lavar el pelo, pero no todos nacieron de la misma forma. En realidad, muchos de ellos son mitos. Acá vamos a desenmascarar los mitos más comunes para que puedas cuidar de tu pelo sin que estos se metan en tu camino. 

  • 1

    El lavado diario daña tu pelo.

    "Si te lavás el pelo todos los días, vas a dañarlo". Mucha gente piensa que el lavado diario puede dañar y resecar tu pelo. En realidad, mientras uses un producto de cuidado como Dove Shampoo Óleo Nutrición, cuantas veces laves tu pelo sólo depende de vos y lo que necesite tu pelo. Así que seguí la corriente

  • 2

    Enjuagá y repetí.

    "Lavá, enjuagá y repetí". Las reglas del lavado son básicamente icónicas, pero no necesariamente ciertas. Repetir el paso del shampoo puede ser util si estuviste usando mucho fijador, pero para el lavado diario no es necesario

  • 3

    El shampoo deja de funcionar.

    "El pelo se acostumbra al shampoo". Si pensas que tu shampoo dejó de funcionar, probablemente tenga algo más que ver con la condición de tu pelo. Vigilalo, puede que se haya resecado o dañado, así que reajustá tu shampoo dependiendo del estado de tu pelo. Si está dañado, por ejemplo, probá Dove Shampoo Reconstrucción Completa

  • 4

    No cambies el shampoo con las estaciones. 

    "No necesitas cambiar tu shampoo con las estaciones". Como con nuestra piel, la condición de nuestro pelo puede variar con el clima. En meses más frios, hay menos humedad, lo que puede dejar a tu pelo sintiendose seco y propenso a la estática. Por lo que, en invierno, cambiá tu producto usual por uno más hidratante que te va a ayudar a prevenir la resequedad, como Dove Advanced Hair Series Shampoo Pure Care Dry Oil

  • 5

    Sé duro. 

    "Tenés que ser duro para que la espuma aparezca". Recordá que tu pelo es muy delicado cuando está húmedo, así que tenes que ser delicada. Masajear el shampoo con suaves movimientos circulares te dará unos minutos de felicidad

  • 6

    Usá agua fría.

    "Enjuagar el shampoo con agua fría deja tu pelo más brilloso". Simplemente, no es verdad. El brillo del pelo, está más relacionada que tan suave (por lo que es más reflectiva) la superficie de tu pelo sea, y el agua fría no lo hace más suave. Para futuras ocaciones, contá con un shampoo que aumente el brillo, en lugar de congelarte unos segundos bajo el agua fría