La ciencia detrás de la piel de tu bebé Baby Dove
La ciencia detrás de la piel de tu bebé Baby Dove


La ciencia detrás de la piel de tu bebé

La piel de tu bebé es muy diferente a la tuya. No solo es más suave y delicada, también tiene ese olorcito irresistible a bebé. ¿Sabes por qué es tan diferente a la piel de un adulto?

“Las cinco principales diferencias entre la piel de los adultos y la de los bebés es que la del bebé pierde agua más rápido, es más delgada, más sensible y tiene un control inmaduro de la temperatura, además de que es más susceptible a las enfermedades,” explica la Dra. Kerstin, dermatóloga pediatra (CRM-PR 12996) y mamá. 

“La capa epidérmica de la piel del bebé aún se está desarrollando,” agrega Tracey Barber, enfermera pediátrica (92D1299E) y madre de dos hijos. “Es el órgano de mayor superficie en el cuerpo y no se forma completamente hasta los 24 meses.” La piel del bebé también tiene menos lípidos y un pH neutro, explica Tracey, y por eso es extremadamente frágil y susceptible a la sequedad y daños.

“Para el cuidado de la piel, debemos recordar que los niños no son adultos en miniatura,” señala la Dra. Zilda (CRM-SP 30190), otra experta en dermatología infantil (y madre también). “Usar productos que están desarrollados específicamente para la piel sensible del bebé y evitar los que son para adultos es la mejor manera de cuidarla.” 

Con el respaldo de los 60 años de experiencia de Dove en el cuidado de la piel, entendemos que la delicada piel del bebé necesita productos especialmente formulados para que se mantenga sana y humectada. Por eso, creamos Baby Dove.

Desde la crema corporal para bebés a la crema protectora, la línea Baby Dove está formulada teniendo en cuenta estas importantes diferencias. Por ejemplo, nuestro Shampoo de Humectación Enriquecida no solo tiene pH neutro para equilibrar el balance natural de la piel de tu bebé; también combina productos suaves con glicerina que potencian los efectos humectantes. La crema corporal Humectación Enriquecida repone y protege los lípidos vitales de la piel del bebé, protegiendo la función de barrera natural y manteniendo los niveles de humectación hasta por 24 horas. Además, todos los productos de la línea son hipoalergénicos, para que puedas mantener la piel de tu bebé limpia suave y sana y, a la vez, minimizar los riesgos de alergia.

Además, dermatólogos, pediatras y todo nuestro equipo de científicos (muchos de los cuales también son padres) ponen a prueba todos nuestros productos para que tengas la seguridad de que brindan cuidado efectivo para la piel suave de bebés y niños. No importa qué producto Baby Dove elijas, sabés que la delicada piel de tu hijo está en buenas manos.

"Cuando sos mamá, hay miles de cosas que pensar, y está bueno que no te preocupes por lo que le pones a tu bebé,” dice Kimberly Day, madre de dos hijos e investigadora del equipo Baby Dove. “Saber que es seguro usar algo con tu bebé y que está desarrollado específicamente para su piel es una cosa menos en la que pensar.” No podríamos estar más de acuerdo.