smartlabel

Tu bolsa de compras ()

Cálculo del envío e impuestos al finalizar la compra

Ver bolsa
Dove Cómo hacer una exfoliación

Cómo hacer una exfoliación

¿Es bueno exfoliarse? Creemos que sí. Para la mayoría, la exfoliación es un paso clave en su rutina de cuidado de la piel. Además, no solo le hace bien a tu rostro; exfoliar piel de todo el cuerpo es tan importante como mantenerla saludable, suave y radiante. Es como darle a tu cuerpo una merecida mano para ayudar a eliminar las células muertas de la piel y hacerles lugar a las células jóvenes. Pero con tantos métodos de exfoliación, ¿cuál es el adecuado para ti? Te presentamos nuestros consejos para que lo aprendas.

  • 1

    ¿Buscas tips sobre cómo exfoliarte? 

    Existen algunos métodos buenos para la exfoliación, pero uno de nuestros favoritos es usar un gel exfoliante, como nuestro Gentle Exfoliating Body Wash, para decirle adiós a las células muertas de la piel

     

  • 2

    Usa un toque ligero.

    La regla de oro del exfoliante es no refregar mucho. Ni siquiera necesitas una esponja vegetal, ya que las burbujas exfoliantes son lo suficientemente efectivas para realizar el trabajo. Así que solo debes masajear suavemente la piel

  • 3

    Presta atención a las áreas secas.

    ¿Reconoces esas partes del cuerpo que son particularmente propensas a la resequedad, como las rodillas y los codos? La exfoliación puede ser el secreto para desterrar la resequedad, ya que ayuda a quitar las células de la piel muertas y permite que el humectante trabaje en más profundidad

  • 4

    ¿Te encanta broncearte?

    ¿Te parece que el color de la loción bronceadora se pega a la piel seca o parece irregular? Entonces puede que el exfoliante sea tu nuevo mejor amigo. Exfolia tu piel antes de broncearte para ayudar a suavizar las áreas ásperas, así el color se absorberá de forma pareja

  • 5

    Sé gentil.

    Si te encanta nuestra White Beauty Bar, ¿por qué no pruebas también nuestra Gentle Exfoliating Beauty Bar para mimar un poco más a tu piel? 

  • 6

    ¿Tienes piel sensible? 

    Igual es importante que la exfolies, pero hazlo con mucho más cuidado. Con una toallita, un limpiador suave y agua tibia podrás poner al descubierto tu nueva piel resplandeciente sin irritarla