smartlabel

Tu bolsa de compras ()

Cálculo del envío e impuestos al finalizar la compra

Ver bolsa
Dove Cuando olvidas el desodorante

Seis poses que necesitarás cuando olvides tu desodorante

En algún momento, todos lo hacemos: abandonamos nuestro hogar y, cuando estamos demasiado lejos como para volver, nos damos cuenta de que nos olvidamos el antitranspirante. Descubre poses discretas durante el día que nos ayudan a esconder nuestra transpiración y a constatar que aún tenemos un perfume fresco (aunque configurar un recordatorio en el teléfono para colocar un Dove Cool Essentials Dry Spray Antiperspirant en la cartera cuando llegamos a casa demanda muy poco tiempo y no lo olvidaremos otra vez). Es realmente bueno reír, entonces, ¿por qué no reímos juntos? Estos son algunos de nuestros favoritos, ¿cuáles usas? 

  • 1

    La barra de agarre del autobús.

    No, no, no me sentaré. Me sostengo de la barra superior". Entonces, saliste de tu casa y te acabas de dar cuenta del error. ¿Tu primera oportunidad de evaluar la situación? Cuando te subas al autobús, evita correr para conseguir el último asiento libre y tómate de las barras superiores en cambio

  • 2

    El truco de dejar caer algo.

    ¡Oh! ¡No! Se me cayó algo..." Un clásico. Solo se necesita un lápiz o una carpeta que se caiga y un volteo de cabeza furtivo mientras te levantas nuevamente, y nadie se dará cuenta

  • 3

    El estiramiento.

    El disfraz perfecto para una verificación de olor. Probablemente sea mejor alrededor de las 4:00 p. m., cuando la crisis de mitad tarde llega a toda la oficina y todos lo están haciendo también. Además, hundir la cabeza en el hombro es una técnica de estiramiento legítima, de modo que estás completamente cubierta

  • 4

    El estiramiento de cuello.

    "¡Oh!, estoy tan cansada, voy a descansar la cabeza sobre mi hombro por un segundo". Es mejor hacer esto cerca de la hora de ir a casa, para que quienes te vean entiendan que la urgencia para irte a dormir se está volviendo cada vez más fuerte y no se pregunten qué diablos estás haciendo

  • 5

    La simulación de peinado.

    "¡Vaya, qué calor! Me ataré el cabello". Esta situación es genial para cualquier entorno, solo consiste en decidir ajustarte la cola de caballo o recogerte el cabello mientras inclinas la pera hacia abajo... 

  • 6

    La vuelta del abrigo.

    La verificación final: ponernos nuestro abrigo. Bien, debes ser un poco más sofisticada con esto, pero afrontémoslo, tus colegas se acostumbrarán hacia el final de día...