smartlabel

Tu bolsa de compras ()

Cálculo del envío e impuestos al finalizar la compra

Ver bolsa
Dove 6 pasos para una piel firme y fabulosa

6 pasos para una piel firme y fabulosa

Una piel bella y firme tiene el poder de transformar no solo la manera en que lucimos, sino la manera en que nos sentimos. Hablamos en serio, si pudiéramos revivir esa sensación de salir del spa cada vez que salimos de nuestras casas, con la piel resplandeciente, firme y nutrida, lo haríamos. Por suerte, puedes tener la piel firme desde tu casa gracias a las lociones para una piel firme y a los consejos para lograrla...

  • 1

    Devuélvele a tu piel su movimiento.

    Pellizca la palma de tu mano para ver qué tan rápido vuelve a su lugar. Con el tiempo, la piel pierde elasticidad y vuelve a su lugar más lento, por lo que necesitará ayuda en algún momento. 

  • 2

    Acorta la ducha.

    Tu piel tiene una barrera lipídica que la protege, pero la exposición prolongada al agua puede dañarla. Una ducha refrescante y rápida con agua cálida detiene el daño de esta barrera, al mismo tiempo que la ayuda a protegerse y retiene la humedad de la piel. Y una piel hidratada es una piel firme y voluminosa

  • 3

    Aliméntate bien. 

    Todos saben que lo que comas y bebas afecta la salud de tu piel. Trata de incorporar alimentos ricos en vitaminas, como el salmón, el brócoli y las almendras para asegurarte de tener los nutrientes necesarios para lucir una piel hermosa

  • 4

    Elige un nuevo aroma.

    Aplicar las cremas corporales es una indulgente experiencia sensorial en sí misma. Para que la experiencia sea aún más placentera, prueba con un humectante que huela maravilloso. Dove Cream Oil Shea Butter Body Lotion brinda a tu piel toda la nutrición que necesita y la deja con un aroma reconfortante

  • 5

    La humectación es la clave.

    La clave para devolverle la elasticidad y firmeza a tu piel es la humectación. Dove Cream Oil Intensive Body Lotion penetra la piel dejándola humectada, suave y sedosa

  • 6

    Protégete del sol.

    Los rayos UVA que emite el sol provocan el fotoenvejecimiento, y este daño conlleva a la pérdida de colágeno (que mantiene tu piel firme y con volumen). Por lo que utilizar FPS, cubrir la piel o no exponerse al sol cuando está más fuerte ayuda a mantener tu piel firme y suave por más tiempo.