smartlabel

Tu bolsa de compras ()

Cálculo del envío e impuestos al finalizar la compra

Ver bolsa
Dove 6 mitos sobre el champú

6 mitos sobre el champú: revelados

Existen muchos consejos cuando se trata de aplicar el champú en el cabello, pero no todos nacen iguales. Aquí desmentimos los mitos más comunes sobre el champú para que puedas cuidar tu cabello sin que se interpongan en tu camino…

  • 1

    El lavado diario daña el cabello.

    “Si te lavas con champú el cabello todos los días, lo vas a maltratar”. Mucha gente piensa que el lavado diario puede dañar y secar tu cabello. De hecho, en tanto uses un producto para su cuidado, como nuestro Daily Moisture Shampoo, la frecuencia con que laves tu cabello dependerá totalmente de ti y de las necesidades de tu cabello. Así que ve con la corriente

  • 2

    Enjuaga y repite.

    “Haz espuma, enjuaga y repite”. Las instrucciones para aplicar el champú son básicamente icónicas… pero no necesariamente correctas. Repetir el paso de aplicación del champú puede ser útil si has usado mucho spray para el cabello o si tienes el cabello naturalmente más graso, pero para la aplicación diaria del champú, no es necesario

  • 3

    El champú deja de funcionar.

    “El cabello se acostumbra a un champú”. Si piensas que tu champú ha dejado de funcionar, es probable que tenga que ver más con la condición de tu cabello. Fíjate bien: puede haberse vuelto seco o dañado, así que haz algunos ajustes dependiendo de cuál champú es mejor para su nuevo estado. Si está dañado, por ejemplo, obtén un cabello suave y sedoso con nuestro Intensive Repair Shampoo 

  • 4

    No cambies el champú con la temporada.

    “No necesitas cambiar tu champú con la temporada”. Al igual que nuestra piel, la condición de nuestro cabello puede variar según el clima. En los meses más fríos, hay poca humedad, lo cual puede ocasionar que tu cabello se sienta seco y sea propenso a la estática. Así que en el invierno, cambia tu producto habitual por un champú humectante que te ayudará a evitar la sequedad

  • 5

    Sé tosco.

    “Debes ser tosca para hacer que salga espuma”. Recuerda, tu cabello es delicado cuando está húmedo, así que sé gentil. Masajea tu champú con movimientos circulares suaves, concentrándote en limpiar tu cuero cabelludo, esto te dará unos minutos de felicidad

  • 6

    Usa agua fría.

    “Enjuagarse el champú del cabello con agua fría lo hace más brillante”. Simplemente esto no es verdad. El cabello suave y sedoso depende más de qué tan lisa (y por lo tanto reflejante) es la superficie del cabello y el agua fría no lo hace más liso. En lo futuro, considera un champú que añada brillo en lugar de congelarte algunos segundos bajo la regadera