Susannah Temko, 24

Descubrí que era intersexual un par de meses después de haber culminado la quimioterapia. Acababa de cumplir los 16. Al principio tuve un ataque de pánico, ya que acababa de lanzar al aire todo lo que creía que sabía sobre mí. No había nada que me dijera que significaba.

"Los cromosomas XY no me definen. Me defino yo. Acepto mi feminidad de acuerdo con ser intersexual. Solía pasar mucho tiempo preguntando si era "lo suficientemente mujer" y lo que me he dado cuenta es que no hay tal cosa." - Susannah, 24
@

Significa que tengo los cromosomas XY y disgenesia gonadal (la cual fue removida), es cuando no hay ovarios, ni testículos. Me identifico como mujer, pero tengo esta idea en mi cabeza de que no era una mujer propiamente dicha.  A los 18 años, me diagnosticaron depresión clínica y hasta un punto, suicida. Desarrollé un trastorno alimenticio severo. Sentí que debía ser como una modelo de Victoria's Secret - que tenía que ser súper femenina y hermosa, en la búsqueda de lo que creía era la perfección. No podía salir de casa sin la cara llena de maquillaje.

Comenzar a escribir mi blog fue un momento crucial. Se trataba sobre el cáncer, y el mensaje que encerraba alrededor fue que no hay nada malo con tener una enfermedad; no deberías avergonzarte de tener un cuerpo enfermo - todo el mundo es fuerte y bello. Hace poco más de un año, finalmente escribí un post sobre ser intersexual. Estuve a punto de vomitar mientras lo publicaba,  ya que cerca de 5.000 personas leerían el post pero fue algo muy liberador. Desde entonces he estado más abierta al tema y llegué a la conclusión de que si la gente tiene algún problema al respecto, es cosa de ellos, no mía. Me siento más fuerte, aunque no me siento perfecta de ninguna manera. Todavía tengo días donde me miro al espejo y desearía que mi cara no tenga una determinada forma. Pero antes había una voz en mi cabeza, como un crítico, que hablaba fuerte y ahogaba cualquier otro pensamiento. Ahora puedo decirle a esa voz crítica que se calle.