Dove Cento de Atención a las axilas

6 Momentos en los que tus axilas son el centro de atención

¿Con cuánta frecuencia enseñas tus axilas? Si tu primera respuesta es “nunca, ¿quién enseña sus axilas?” piensa de nuevo... De hecho en cada momento emocionante de la vida nuestro primer impulso es levantar las manos en el aire. En otros momentos podrán estar guardadas pero en momentos de triunfo y emoción siempre nos encontramos agitando las manos. Por eso, dedicarle un poco que tiempo a mantener tus axilas bonitas vale la pena más de lo que piensas.

  • 1

    La montaña rusa.

    Es un hecho, la montaña rusa es mucho más divertida con las manos en el aire. Quizá sea la sensación de volar en el aire o el viento entre tus dedos... pero lanzar los brazos al aire y sentir mariposas en el estómago es muy divertido.

  • 2

    Las tardes en el parque.

    Una tarde cálida en el parque y es sólo cuestión de tiempo para que un frisbee aparezca. Mantente siempre preparada usando un antitranspirante efectivo y suavizante que mantendrá tus axilas frescas, suaves y bonitas;  con protección 48 horas, el Antitranspirante Original en roll-on contiene 1/4 de crema humectante y hará precisamente eso.

  • 3

    Concerts.

    Los cantantes nunca nos piden que levantemos las manos pero lo más probable es que lo hagamos de todas formas. No hay mejor sensación que cantar al mismo tiempo que levantamos los brazos en un concierto; cuando cuidas tus axilas sabes que puedes bailar toda la noche en toda seguridad.

  • 4

    Yoga.

    Estirar el cuerpo completamente durante una relajante clase de yoga es la forma perfecta de descansar después de un día ajetreado.

  • 5

    Reencuentros.

    Los abrazos de aeropuerto son los mejores, sin duda, y correr a abrazar a alguien querido después de un vuelo es uno de los momentos más lindos en la vida.

  • 6

    Bodas.

    Cuando se trata de atrapar el ramo cada mujer corre por sí misma.