Dove Prevent armpit smells
Dove Prevent armpit smells

Cómo evitar el mal olor de las axilas

Ya sea después del gimnasio o debido a una ola de calor, son muchas las situaciones en las que nuestras axilas podrían oler mal. Sigue nuestros consejos de cómo evitar el mal olor de las axilas para sentirte fresca durante todo el día.

  • 1

    Minimiza el sudor.

    Los desodorantes antitranspirantes son una salvación. Minimizan el mal olor de las axilas al reducir la cantidad de sudor. Además, cuidan y protegen la delicada piel de nuestras axilas. Nuestro desodorante antitranspirante aerosol Dove Original es una buena opción a la hora de combatir estos problemas

     

  • 2

    La depilación ayuda.

    La depilación ayuda a prevenir el mal olor ya que el pelo tiende a atrapar el sudor, proporcionando condiciones ideales para que las bacterias que causan el mal olor se multipliquen

  • 3

    Deja que tu piel respire correctamente.

    Utiliza ropa hecha con fibras naturales como la lana, la seda o el algodón ya que permiten que tu piel respire, dejando que el sudor se evapore más rápidamente

     

  • 4

    Protege bien tus axilas.

    Añade el desodorante en tu rutina de ir a dormir. Durante la noche no sudamos tanto, por lo que tendrás más tiempo para que el desodorante se absorba en tu piel. Prueba el desodorante antitranspirante roll-on Go Fresh Cucumber y te despertarás con una sensación de frescor

  • 5

    Vigila tu alimentación.

    Algunos alimentos, especialmente los picantes, pueden contribuir al mal olor de las axilas. Prueba de reducir el consumo de curry, ajo (a veces incluso carne roja) para ver si hay alguna mejora

  • 6

    Recuerda refrescarte.

    Esto puede parecer algo obvio, pero asegúrate de ponerte desodorante antes de ir al gimnasio o empezar tu jornada laboral para evitar el mal olor