Dove How to get smooth skin

Cómo conseguir la piel suave

Cuando se trata del cuidado de la piel el sueño es tener una piel suave e hidratada. ¿Las buenas noticias? Es un sueño que podemos hacer realidad. Lo único que tenemos que hacer es cuidar nuestra piel con productos que combinan un cuidado dermatológico con unas texturas y fragancias que nos envuelvan y nos inspiren a cuidarnos cada día.

¿Cómo conseguirlo? Lee nuestros consejos en este apartado

  • 1

    Hidrátate.

    El paso más importante para tener una piel suave es hidratandola. Para conseguir una piel bonita e hidratada necesitas una crema que  te hidrate en profundidad* como la loción corporal Dove DermaSpa Goodness³ que combina una mezcla de aceites omega con la exclusiva tecnología Cell-Moisturisers™ que ayuda a mantener una hidratación natural óptima. Transforma la piel seca con esta loción de fácil absorción para conseguir tres beneficios de belleza: una piel aterciopelada, luminosa y de aspecto uniforme

  • 2

    Busca productos hidratantes.

    Busca cremas que incorporen ingredientes hidratantes como los aceites nutritivos, geles sedosos que te ayuden a mantener la hidratación en tu piel

  • 3

    No te olvides de tus manos.

    Muchas veces no hidratamos nuestras manos hasta que es demasiado tarde por lo que te recomendamos que utilices crema de manos como parte de tu rutina diaria de belleza. Deja nuestro tratamiento de manos Dove DermaSpa Goodness³ cerca de tu cama y aplícatela justo antes de ir a dormir cada dia para conseguir que tus manos siempre estén suaves y cuidadas

  • 4

    Utiliza agua templada.

    No hay nada como una ducha de agua caliente para ayudarte a empezar el día, pero no es tan bueno para tu piel. Ducharse con agua muy caliente puede eliminar parte de nuestra barrera protectora de lípidos y proteinas que actúa cómo barrera  de nuesstra piel ya que impide la evaporación del agua y la retiene para que nuestra piel esté bien hidratada. Utiliza agua templada durante la ducha y notarás la diferencia en tu piel

  • 5

    Protege tus manos de las condiciones climatológicas adversas.

    En invierno con el frío extremo la piel tienden a secarse y agrietarse con más fácilidad, por eso en esta época del año recomendamos un cuidado extra a través de lociones intensivas para hidratar bien nuestra piel y protegerla de las condiciones externas

    *estrato córneo