Cabello-dañado-nunca-más

¿Cabello dañado? Las tijeras no son la única solución

Probablemente todas hemos pasado por la decepción de ver que nuestro cabello no luce como quisiéramos y empezamos a sentir cargo de conciencia porque nos culpamos de este resultado, recordamos las veces que hemos cambiado de color, las tantas veces que deseamos lucir lindas y diferentes y usábamos la plancha, entre otros procesos a los que hemos sometido nuestro amado cabello.

Lo que debes sabes es que no debes sentirte culpable, cada una de las cosas que has hecho ha sido con el propósito de querer verte más linda y sentirte tal cual y aveces por más de que intentamos mantener nuestro cabello sano, muchos son los factores que influyen en el daño, factores ambientales, problemas hormonales y un sinfín de razones, por eso no te reproches esas decisiones, ni mucho menos te castigues asumiendo que la única solución para esas puntas abiertas y apariencia de daño es un drástico corte de cabello. Lo mejor es aprender de lo sucedido y empezar una rutina y series de cuidados para reparar el daño y a la vez prevenir daños futuros.

Lo primero que debes saber es que debes dejar descansar a tu cabello, eso quiere decir que por un tiempo procura no someterlo a ningún procedimiento químico  fuerte como alisados permanentes o decoloraciones para tintes, si habitualmente haces uso del secador y la plancha anímate a bajar la frecuencia de su uso y lo más importante e urgente: Inicia una rutina de recuperación y cuidado ¡ya!

¿Cómo lograrlo?
Incorpora en tu rutina de limpieza diaria productos que  no se limiten solo a quitar la suciedad del cabello, existen productos que además de esto tienen grandes propiedades para recuperar el daño, como nuestra línea de Recuperación Completa Dove que desde el primer momento de uso su función es nutrir el cabello mejorando su apariencia de forma visible de forma progresiva. La constancia es clave si queremos sanar nuestro cabello, así que debes tener paciencia y no desistir de la rutina que incluye Shampoo, acondicionador y crema para peinar. Todos juntos funcionan mejor y potencializan no solo la reparación del cabello sino previenen el daño futuro, permitiendo lucir un cabello sano y fuerte que se verá reflejado en lo hermosa que te sentirás.

Por último, para reforzar la rutina, aplica con cierta periodicidad la Crema de tratamiento Recuperación completa ques es hasta 10 veces más resistente al daño que se produce a diario, alimentando el cabello de nutrientes para que se vea más saludable a largo plazo.

Así que ya lo sabes, dile adiós a esa dolorosa idea de hacer un corte radical y anímate a darle a tu cabello la oportunidad de recuperarse con tu cuidado intensivo pero fácil diariamente.