Nunca abandonemos nuestra esencia

Nunca abandonemos nuestra esencia

El lugar de donde venimos define parte de nuestra identidad, por eso siempre debe ser motivo de orgullo para nosotras. A pesar de vivir en una sociedad donde los estereotipos están a la orden del día, debemos luchar por tumbarlos y alzar con orgullo nuestra frente cuando de demostrar de dónde venimos se trata.

Acabar con la discriminación es algo que el mundo necesita, así que empecemos por nosotras mismas no perdiendo la esencia de dónde venimos y de quienes somos. Tener presente de dónde somos nos hace construir un mejor camino hacia dónde vamos.  

¿Cómo mantenemos nuestra esencia?

  • 1

    Conoce tus raíces

    Conociendo el lugar de dónde vienes y su historia, podrás hablar con propiedad y seguridad cuando debas exponer con orgullo tus raíces y sacar del desconocimiento a aquellos que usan tu descendencia para intentar ofenderte.

     

  • 2

    No cambies lo que te da tu identidad

    No tienes que esconderte, ni dejar de ser quien eres para encajar. Habla sin miedo a que se note tu acento y luce con orgullo los atuendos y rasgos fisicos que te hacen ser de donde eres.

  • 3

    Orgullo en alto

    Demuestra siempre que eres una mujer segura de tu propia belleza. No te dejes afectar por las discriminaciones u ofensas que están fundamentadas en tu apariencia y marcas de origen. 

     

  • 4

    No dejes que sea un obstáculo

    Sigue construyendo tus sueños, no permitas que los demás usen tus rasgos en tu contra, deja que te reconozcan por tus logros y méritos no por tus diferencias de raza, étnicas o demás que solo te hacen única y perfecta.