Mi cabello y yo, una relación eterna.

Mi cabello y yo, una relación eterna

Verte todos los días frente al espejo es una terapia de reconocimiento personal, ves lo que ha sido de tu vida, cuestionas lo que es ahora y te preguntas qué será más adelante; sea que reflexiones o te preguntes, sin darte cuenta y de forma natural tienes entre tus manos ese compañero de vida incondicional: Tu cabello.

El mayor representante de cada etapa de tu vida, ese que canaliza tus emociones mostrándose de una u otra forma, pero siempre fiel a lo que le pides que sea. Por eso agradécele su existencia de diferentes formas.

  • 1

    Aceptándolo

    Agradece el estilo único que le aporta a tu personalidad, disfruta de como es y sácale el mayor provecho para llenarte de confianza y seguridad, no permitas que nadie intervenga diciéndote cómo debe lucir. Es tu relación contigo misma, tú decides.

  • 2

    Cuidándolo

    Todos los días de nuestra vida nos acompaña así que debemos cuidarlo, en nuestra rutina diaria debemos integrar soluciones para remediar el daño que le hacemos con los diferentes procesos al que lo sometemos. Dove te brinda la solución con su línea de cuidado para el cabello Reconstrucción Completa ayudándolo a sanar y lucir con vida.

  • 3

    Renovándolo

    Necesita avanzar con nosotras, así que para andar sincronizados debemos darle vida cada tanto para que nos ayude a lucir renovadas y seguras, si se te antoja un cambio de look hazlo con la convicción de hacerlo por ti, no para gusto de los demás. 

  • 4

    Disfrutándolo 

    No hay nada que resalte más la belleza de nuestro cabello y de nosotras mismas, que aprovechar toda la personalidad que nos da para sentirnos únicas y llenas de confianza. 

  • 5

    Luciéndolo

    Si lo sientes bello los demás lograrán admirar su belleza, así que lúcelo con toda seguridad y felicidad, te verás radiante cada vez que lo muestres al mundo con orgullo.