cabello mixto

¿Por qué salen las canas?: amor por nuestro pelo vs las temidas canas

Por qué salen las canas: En el mismo instante en que sale de nuestro cuero cabelludo un pelito diferente de los demás; nos damos cuenta ¡de inmediato! Es evidente que el color lo delata y de repente nos empezamos a sentir mal, sin entender siquiera por qué razón este se encuentra allí haciendo la diferencia en nuestra cabeza.

 

A todas nos asusta la aparición de las canas porque la relacionamos con la “vejez”. Pero saben ustedes realmente ¿por qué salen las canas? Como todo en nuestro cuerpo a medida que pasan los años, sufre cambios físicos y mentales de acuerdo a nuestra edad. El envejecimiento capilar comienza a manifestarse entre los 20 y 30 años, a partir de una aclaración progresiva del cabello. Las células encargadas de darle el color adecuado a nuestro cabello se llaman melanocitos y ellos también envejecen al igual que las demás células de nuestro cuerpo dejando de originar melanina, el tinte natural que produce nuestro pelo. Las canas son la variación del pigmento de cada uno de nuestros pelos, situación que sólo indica una cosa: Nos estamos haciendo grandes, maduras y sabias.

 

Muchas mujeres nos hacemos a la idea de empezar a teñir nuestro cabello maltratado con excusa de ocultar las canas, que nos quitan la confianza que hemos construido a través de los años. Sin embargo los gustos de nosotras, las mujeres Dove son variados y por ello hoy compartimos algunos consejos muy prácticos para el cuidado de nuestro cabello y para que las canas ya no sean un dolor de cabeza .

 

Chicas: no hay de qué preocuparse. ¡Que nos salgan canas no significa que el mundo se acaba! No existe un tratamiento completamente eficaz que asegure la desaparición completa, sin embargo les contamos que NO DEBEN HACER al momento de ver la primera cana en sus cabezas:

 

  1. Jamás se les ocurra arrancarla al verla. Lo único que lograrían es dejar el espacio vacío que antes estaba ocupado por un cabello. Este es el momento en que reaccionamos y nos decimos: ¿realmente es preferible la ausencia del cabello? O ¿prefiero un cabello blanco allí?
  2. Paloma Carrera, especialista en cabello y directora del centro que lleva su mismo nombre desde hace 22 años en España; dice que “El baño de color no cubre bien las canas” lo importante es mantener nuestro pelo fuerte, debido a que si no se tienen los cuidados necesarios, esté podría presentar cambio de pigmento de gris o blanco a amarillo con el sol, lo cual le dará un aspecto de maltrato y resequedad. Para esto les sugiero la línea Dove Reconstrucción Completa que con sus componentes activos de Micro Aqua Serum y Vital Keratin te ayudarán a lucir un cabello sano y revitalizado sin importar que las canas estén allí.
  3. Aunque no lo crean, la alimentación sana y el ejercicio diario son muy importantes para darle longevidad a nuestro cabello; ya que éste se comporta como otra extremidad más del cuerpo, actuando de acuerdo al cuidado que le damos.
  4. Amigas mías: La tranquilidad no solo estimula nuestro estado de ánimo, sino que además evita que se desencadené un acelerado proceso de envejecimiento, tanto de nuestro cabello como del resto del cuerpo. Al final los cabellos blancos saldrán, pero lo importante es que no hagas que el proceso se adelante a la naturalidad del ritmo que lleva tu cuerpo.

Así que es importante alejar el estrés y la ansiedad de nuestra tranquila rutina diaria. Si en algún momento sientes que es imposible controlar el mal genio o la ansiedad, te invitamos a que ingreses en tu cuenta de twitter, y sugieras tu canción favorita con un tweet o mención a @MujeresDove para agregarla a la playlist de spotify llamada Yo soy mujer DOVE y así ayudarte a que la ansiedad se aparte mientras te relajas. Puedes invitar a tus amigas a reunirse y hacerlo entre todas, créeme, nada más tranquilizante que hablar de lo que te molesta con quienes te saben escuchar. Y no hay que avergonzarse, lucir las canas al natural es una tendencia mundial.

 

Mujer Dove nunca olvides que el amor propio es lo que te hace pensar y sentir con seguridad.