Cómo apoyar su estilo personal frente a la presión de grupo

Cómo apoyar su estilo personal frente a la presión de grupo

A medida que van creciendo, aumenta la presión de abandonar su estilo personal en favor de las opciones de moda aprobadas por sus pares. ¿Cómo puedes ayudar a tu hija a resistir la presión social negativa y a mantenerse fiel a su propio sentido del estilo?

Cómo resistir a la presión de cambiar

Cuando nuestras hijas son pequeñas, es fácil fomentarles un estilo personal, pues todo lo que usan es una especie de combinación entre dulce y audaz que todos aplauden. Pero cuando la adorable y animada niña de cinco años que usaba tutú con casco de astronauta crece, la ansiedad relacionada a la belleza física pasa a primer plano, y cualquier declaración de moda llamativa y enérgica puede provocar rechazo social. La presión que se ejerce sobre las niñas para que se amolden y complazcan a las amigas, los padres o los niños puede llegar a ser muy fuerte. 

“Los padres deben entender que esta generación de niñas está enfrentando una presión sin precedentes de parte de sus compañeros y del mercado”. dice Rachel Simmons, autora del éxitoso libro Odd Girl Out y cofundadora del Girls Leadership Institute (Instituto de Liderazgo para Niñas). "Estas son fuerzas poderosas que hacen que las niñas quieran encajar". 

¿Cómo pueden los padres ayudar a las niñas a alcanzar el equilibrio entre manejar la presión de encajar y el deseo de tener un estilo personal único?

Seguir las tendencias o tener un estilo personal

Jugar con las tendencias puede ser divertido. Sin embargo, cuando las chicas copian un look porque sus amigas lo usan (o así lo dictan las páginas de moda y belleza), pueden estar "a la moda", pero eso no significa que tengan un estilo propio. 

"Las chicas suelen decir que les gusta expresarse y ser únicas", afirma Alison Deyette, presentadora de televisión, estilista y experta en estilo de vida. "Pero, cuando están con sus amigas, todas se ven iguales”. Alison explica que las niñas suelen seguir ciegamente la moda en lugar de aprender a incorporar aspectos de cada tendencia a su propio estilo personal. 

Alienta a tu hija a usar ropa que le favorezca y refleje su personalidad individual, y que luego incorpore elementos de alguna tendencia a ese look. (Por ejemplo, agregar zapatos o accesorios con estampado de leopardo, si acaso la ropa con ese diseño no es "lo suyo"). Enseñarle a usar las tendencias de moda y de belleza a su favor aumentará su confianza corporal y la animará a valorar su individualidad.

Valora su opinión sobre estilo personal

Es importante validar los esfuerzos que hace tu hija por cultivar su sentido del estilo y la expresión personal. Hazle saber que valoras su opinión preguntándole qué opina acerca de sus propias elecciones de moda. Revisen juntas su guardarropa para ver qué prendas le sientan bien y reflejan su estilo personal. Luego hagan lo mismo con tu ropa. Pídele a tu hija que evalúe honestamente tu look actual. Vayan juntas de compras y bríndense apoyo para tomar decisiones sobre lo que les acomoda y les sienta de maravilla. 

Cómo identificar un estilo único

Jueguen a observar a mujeres (y hombres) que tengan un estilo fabuloso. Analicen cómo las elecciones de moda y de belleza de esas personas comunican algo acerca de quiénes son. Una vez que tu hija vea a personas reales ser únicas y divertirse con la moda, vestirse para complacer a sus compañeras perderá el atractivo.

Siguientes pasos

  • Acuerda un día con tu hija para revisar su guardarropa y el tuyo. Pruébense todo y guarden solo las prendas que las hagan sentir increíbles. Identifica qué cortes y colores les quedan mejor, y por qué. Así, en el futuro irán de compras con todo eso en mente
  • Analicen juntas las nuevas tendencias de la temporada ¿Qué les gusta y qué les desagrada de cada una? ¿Con qué tendencias quieren jugar y cuáles quieren evitar? Enséñale que incorporar tendencias a su estilo personal debe ser una decisión bien pensada y no una obligación impuesta por sus pares
  • Determina un presupuesto, y vayan juntas de compras a lugares nuevos en vez de las grandes cadenas de ropa donde compra toda la gente. ¿Qué tal un mercado, una tienda de segunda mano o una boutique independiente? Desafíense a encontrar una prenda increíble (aunque después decidan no comprarla)
  • Mantén un diálogo constante y estimulante La idea es que compartir ideas sobre estilo personal sea una experiencia divertida y que las una