¿Crees que la percepción de belleza de tu hija o hijo está distorsionada por la influencia los medios?

¿Crees que la percepción de belleza de tu hija o hijo está distorsionada por la influencia los medios?

Actualmente, las imágenes de las personas en los medios están tan modificadas que nos hacen sentir que la "belleza" es cada vez más inalcanzable. Ayuda a tus hijos a combatir la influencia los medios y a ver la realidad.

La influencia de los medios de comunicación en las y los adolescentes

¿Te preocupa que las expectativas de tu hija o hijo respecto a su apariencia sean poco realistas? Es lógico que lo pienses. La investigación Ads Everywhere: The Race to Grab Your Brain, centrada en cómo la publicidad busca "atrapar" a nuestras mentes, realizada por Psychology Today, estima que actualmente, la juventud está expuesta a 5000 mensajes publicitarios al día. Esta publicidad no solo les llega a través de la televisión y las revistas, sino también a través de sitios web, blogs, redes sociales, videos musicales, películas, e incluso a través de sus teléfonos celulares.

La manera en la que se retrata a la gente en estos anuncios (tanto lo que se dice como lo que se ve) tiene un gran impacto en cómo nuestros hijas se perciben a sí mismos y en qué clase de personas aspiran a ser.

La conexión entre las imágenes de las mujeres en los medios de comunicación y la baja autoestima en las niñas

La imposición constante de la imagen de la mujer "perfecta" que ejercen los medios de comunicación afecta directamente la confianza corporal de las niñas. Investigaciones sobre imagen corporal revelan que mirar revistas durante apenas 60 minutos reduce la autoestima de más de 80% de las niñas y adolescentes.

Según la investigación Girls’ Attitudes Survey de Girlguiding, una encuesta sobre la actitud de niñas y adolescentes realizada en Reino Unido y publicada en 2016, el 61% de las niñas se siente insegura cuando las mujeres aparecen retratadas como "objetos sexuales".

En la encuesta sobre belleza Pretty as a Picture, realizada por el grupo de reflexión británico Credos, casi la mitad de las mujeres estuvo de acuerdo con la siguiente afirmación: "Ver anuncios con modelos delgadas me hace sentir más consciente de mi aspecto y querer hacer dieta/bajar de peso".

El efecto de la manipulación de las imágenes en nuestra percepción de la belleza

La mayoría de las fotografías de personas que vemos en los medios de comunicación no son sólo resultado del maquillaje e iluminación ingeniosos, sino también de la manipulación por computadora, conocida como retoque digital, antes de su publicación. Quienes aparecen en esas imágenes están tan retocadas que se ven muy distintas a cómo son en la vida real. Si lo juntamos con los titulares que critican a las mujeres "reales" por no se parecerse a esa imagen irreal y mejorada, es fácil entender por qué la gente más joven aspira a alcanzar esa fantasía retocada.

Claire, madre de Aoife (14 años), nos cuenta: "Mi hija se la pasa leyendo revistas para adolescentes donde las chicas parecen perfectas. ¿Cómo se supone que puedo hacerla sentir segura sobre su apariencia si continuamente se está comparando con ellas?".

La imagen corporal y los medios de comunicación – Queremos vernos como somos

En la encuesta sobre belleza Pretty as a Picture, la empresa de investigación Credos les pidió a las jóvenes que compararan cuatro imágenes diferentes de la misma modelo, que fueron retocadas digitalmente para cambiar su figura. La mayoría (76%) prefirió las imágenes naturales o ligeramente retocadas a las más alteradas.  El informe sobre belleza y autoestima de Dove, llamado Global Beauty and Confidence (2016) observó que 7 de cada 10 mujeres (69%) y 6 de cada 10 niñas (65%) creen que los medios de comunicación y las publicidades establecen un estándar de belleza poco realista que la mayoría de las mujeres no puede alcanzar.

Al darse cuenta de que las imágenes que publican los medios de comunicación casi siempre están manipuladas y rara vez representan la realidad, tu hija puede empezar a "ver las intenciones" de los medios y a proteger su propia confianza física cuando vea imágenes de celebridades y modelos. Ayúdale a entender que no vale la pena comparar su apariencia con las imágenes falsas y poco realistas que ve en los medios.

Con ayuda de nuestra lista de acciones y actividades habla con tu hija sobre cómo percibe su propia apariencia.

Con el fin de proteger su privacidad, hemos cambiado los nombres de las personas cuyas historias relatamos en estas páginas. Pero sus historias son verdaderas.

 

  • 1

    Mira los medios con ojo crítico
    

    Ayuda a tu hija a ver más allá de lo que muestran los medios. Ayúdale a desarrollar un ojo crítico, y juntas piensen en razones por las cuales no vale la pena compararse con "ideales" imposibles

  • 2

    Recupera el control con un poco de humor

    Miren juntas sus revistas y programas de televisión favoritos, y analicen las imágenes que parecen poco realistas o que ofrecen una definición limitada de belleza. Ríanse de las que parezcan demasiado falsas o que critiquen en exceso el aspecto de las personas

  • 3

    Recuérdale que el retoque digital no se usa "sólo" para cubrir imperfecciones

    Es importante que ambas tengan presente que el retoque no se usa sólo para los detalles; se alargan las piernas, se agranda el busto, se intercambian cuerpos y hasta se remarcan los pómulos. A menudo la imagen está tan alterada que sería imposible reconocer a el o la modelo en la vida real

  • 4

    Comprendan la manipulación de imágenes

    Averigua cuánto sabe tu hija sobre la manipulación de imágenes preguntándole quién más pudo haber participado en la creación de esas imágenes, desde estilistas y maquillistas, hasta fotógrafos

  • 6

    Usa ejemplos positivos

    Busca y compártele ejemplos positivos en los medios que se enfoquen en la fortaleza y las habilidades de las mujeres, no sólo en su apariencia

  • 7

    Haz el experimento de imagen corporal de Credos

    Muéstrale a tu hija las cuatro imágenes de la misma modelo que aparecen en el informe Pretty as a Picture de Credos (páginas 12 y 13) y pregúntale qué le gusta o le desagrada de cada una. ¿Qué palabras usaría para describir cada imagen?

Siguientes pasos

  • No dejes de hablar con tu hija acerca de las percepciones de la belleza. Es inevitable que siga viendo televisión, revistas y blogs, pero puedes volver a sacar el tema cada cierto tiempo
  • Alienta a tu hija a hablar del tema con sus amistades o a hacerlo parte de un proyecto escolar
  • Sugiérele que le escriba a su revista o sitio web favorito para preguntarles cómo manipulan las imágenes de las mujeres en su publicación