¿Por qué los productos Baby Dove son diferentes?

Quizás tenga tus ojos o las orejas de tu pareja, pero la piel de tu bebé es muy distinta a la tuya. “La salud de la piel del bebé requiere muchos más cuidados que la de los niños más grandes o adultos,” dice la Dra. Zilda, dermatóloga pediatra y madre de dos bebés.​​​​​​​

Desde el lanzamiento de la emblemática barra de belleza Dove hace 60 años, llevamos décadas mejorando nuestros productos para nutrir, reponer ácidos grasos y proteger suavemente la piel.​​​​​​​

Pero, aunque estos limpiadores e hidratantes son muy suaves, la piel de tu bebé es especialmente delicada. Puede ser suave y hermosa, pero es más sensible que la tuya y más delgada. Por eso los productos Baby Dove se crean de forma diferente.​​​​​​​

Como padre, buscas evitar los limpiadores que le puedan quitar a la delicada piel de tú bebé sus nutrientes, proteínas y lípidos naturales, causando resequedad. Creamos especialmente la línea Baby Dove para cuidar la capa externa protectora de la piel, y brindar una barrera natural vital contra la sequedad. Todos nuestros productos funcionan juntos, ofreciendo más que suavidad, para hidratar, nutrir y ayudar a proteger la barrera natural de la piel de tu bebé. ​​​​​​​

Toda la línea es hipoalergénica, y nuestros productos para baño son "sin lágrimas". Evan Hillman, científico de Baby Dove y papá de dos bebés, explica: “nuestros ingredientes y formulaciones son simples: no son sobre compuestas ni tienen cosas que no sean necesarias”. Esto asegura que todos nuestros productos, desde la crema humectante hasta el shampoo, son lo más suave posible, para la delicada piel de tu bebé.​​​​​​​

Nuestros limpiadores –como el jabón líquido de la cabeza a los pies Humectación Enriquecida y el jabón en barra de Humectación Enriquecida– ofrecen algo que los demás productos para la piel del bebé no tienen: lípidos idénticos a los de la piel. Contienen tecnología DEFI, el complejo extra suave de Dove, ácido esteárico (un lípido natural de la piel), y nuestro ¼ de crema humectante, que reponen los lípidos esenciales que pueden perderse en el baño, restaurando así el equilibrio de la delicada piel de tu bebé.​​​​​​​