Consejos Dove  para el lavado de manos

Consejos para el lavado de manos

Quizás veas el lavado de manos sólo como una de las necesidades de la vida, pero es mucho más que eso. Piénsalo: nuestras manos experimentan muchas cosas; de hecho, son quizás la parte del cuerpo que más usamos. Cuando no están sumergidas en el lavaplatos resfregando o lavando el pelo de nuestro bebé, nos están sosteniendo en el pasamanos del bus, ayudándonos a delinear nuestros ojos, tipeando en el teclado del computador...la lista es interminable. Definitivamente, nuestras manos merecen cuidado extra. ¿Y cómo lo hacemos? Haciendo el acto de lavar nuestras manos lo más agradable posible. Aquí te mostramos cómo lavar y consentir tus manos a la manera Dove.

  • 1

    El tiempo es la clave.

    Lo primero es lo primero: un lavado de manos adecuado debiera durar al menos 20 segundos, asegurándote con ello que has masajeado cada parte con el producto de lavado de manos que escogiste

  • 2

    Evita la sequedad.

    ¿Sientes que lavar mucho tus manos las deja secas y tirantes? Lava tus manos con un producto que combine limpiadores y humectantes, como el Jabón Liquido original Dove, con su formulación especial que ayuda a proteger el nivel de humectación natural de la piel. Contiene nuestro 1/4 de crema humectante que deja tus manos suaves e hidratadas, más su fórmula de pH neutro que es suave con tu piel

  • 3

    Escoge productos que protejan.

    Tus manos merecen mucho más que sólo limpieza; merecen ser consentidas en toda oportunidad. El Jabón Líquido Original Dove cuida tus manos cada vez que las lavas, limpiándolas y ayudando a proteger sus niveles de humectación naturales

  • 4

    Seca cuidadosamente.

    Cuando seques tus manos después de lavarlas, trata de utilizar una toalla limpia. Mantén una pila de toallas de mano en el baño y lávalas a menudo. No sólo estarán suaves y esponjosas por más tiempo (prolongando con ello la sensación de mimo en tus manos) sino que también será menos probable que se llenen de gérmenes desagradables y los esparzan

  • 5

    Deja tus manos hidratadas.

    Para mantener tus manos deliciosamente hidaratadas y suaves, continúa la rutina con una buena loción para manos. Tenla siempre en el baño, así recordarás usarla cada vez.