Dove How to get shiny hair

Cómo tener un pelo brillante

¿Quieres saber cómo hacer que tu pelo brille? Por supuesto que sí ¡ Quién no? Tener un pelo brillantes es más o menos el Santo Grial del cuidado del pelo. Bueno, señoritas, su búsqueda termina aquí: tenemos los mejores consejos para un pelo brillante, lo que ayuda a transformar tu pelo en el pelo brillante y reluciente que siempre has soñado...

  • 1

    Nutre el pelo diariamente.

    Un pelo brillante es un pelo sano, por lo que el primer  y más importante paso es mantenerlo nutrido y cuidado. Esto implica un shampoo suave y un acondicionador rico e hidratante para suavizar las cutículas de tu pelo. Nos encanta Dove Advanced Hair Series Pure Care Dry Oil Shampoo para añadir brillo al cabello opaco

  • 2

    Presta atención a los oleos.

    Nunca subestimes el poder de los oleos cuando se trata de tu pelo. Pero no cualquier oleo: el aceite de macadamia y semillas de granada tiene propiedades sorprendentes. Encuéntralos en nuestra línea Advanced Hair Series Dove Pure Care Dry Oil, especialmente creada para nutrir el pelo opaco, haciéndolo cinco veces más sedoso

  • 3

    Prueba un tratamiento de oleo.

    para un pelo con brillo supremo, ve un paso más allá y prueba un oleo para el pelo, el Dove Oleo Elixir. Su fórmula ligera es absorbida profundamente por el pelo seco, dándote un pelo de suavidad sublime que no queda grasoso ni pesado

  • 4

    Cepilla el pelo a diario.

    Cepillar el pelo diariamente distribuye los aceites naturales producidos por tu cuerpo cabelludo, para que tu pelo se cubra con ellos de la ráiz a la punta y luzca naturalmente brillante

     

  • 5

    Considera tu alimentación.

    Tu alimentación podría tener un rol bastante importante en la condición de tu pelo. Incluir Omega 3 y alimentos ricos en ácidos grasos como el pescado podría ayudar a aumentar la reserva de aceites de tu pelo y ampliar su brillo

  • 6

    No olvides el acondicionador sin ejuague.

    Para tener el pelo más brillante, asegúrate de mantenerlo hidratado entre lavados con un acondicionador sin enjuague